Conmovedora carta de un compañero de Lissy

sanchez-31-1-16

Un compañero de la víctima de “Charo” Sánchez cuenta como Lissy Dreher contenía al joven que luego terminó quitándole la vida.  “Mirá como anda Diego, seguro alguna macana se va a mandar”, dijo Lissy la tarde previa a su muerte.

A vos te hablo Diego, a vos que llegabas a la biblioteca de la escuela y le pedías a Lissy que te ayude a hacer los trabajos, que venias en lo recreos con hambre y ella siempre te daba algo para comer, a vos, que llegabas a su casa a pedirla comida y ella nunca te la negó. íbamos al camping con ella y siempre te compraba tortas fritas, y no te las compraba porque tenia ganas de comer, sino porque ella consideraba que tu familia necesitaba de ese dinero para poder vivir, te ayudaba. nunca escuchaste un NO por parte de ella. hizo muchísimo para que VOS puedas terminar la escuela. siempre te decía: “Diego portate bien y hace caso, ya sos grande”, como se nota que no aprendiste ni un poquito de todo lo que ella te enseño. y no te lo digo porque toco de oído, te lo digo porque todo lo que hizo por vos, también lo hizo por mi, yo hubiese podido ser uno como vos, y sabes porque no lo fui?, porque la escuché, aprendí cada enseñanza que ella me daba, cada consejo, cada tirón de orejas que me daba me hacia dar cuenta de como son las cosas, me preparaba para la vida, me educaba, me enseñaba a ser buena persona. y sabes que es lo mas triste de todo?, que ella lo hacia con el corazón, y no cualquier persona hace todo eso.

Fijate vos, como se nota que te conocía, que la tarde antes de que la mataras, estábamos en su pileta y vos pasabas con tres amigos y ella me dijo: “mirá como anda Diego, seguro alguna macana se va a mandar”, sin saber que ella iba a ser la perjudicada, no se lo imaginaba, y menos de vos.

No se si lo hiciste queriendo o se te fue la mano, lo único que se es que ahora no está mas y nos dejaste a todos con un gran dolor, a Abel, a Nidia, a Carol y a todos los que supimos valorarla y quererla muchísimo.

Mataste a la persona mas inocente que conocí, y eso no tiene perdón, no te deseo el mal donde te toque estar de ahora en mas, pero que te queda claro que no te vamos a dejar vivir tranquilo, ni yo, ni su familia, ni toda la gente que apoyo en la marcha contra la inseguridad…