La CTA convocó para este mes a un paro nacional en defensa del salario

cta-3-2-16

La Central de los Trabajadores Argentinos conducida por Hugo Yasky llamó a una jornada de lucha con movilizaciones en torno a la tensa situación por paritarias. El dirigente ya afirmó que el aumento salarial debería ser del 40 por ciento. Además, rechazarán “los despidos” del Gobierno.

La Mesa Nacional de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) que lidera Hugo Yasky convocó este a “una jornada nacional de lucha para este mes, que incluirá paros, movilizaciones, cese de actividades y asambleas y presencia en los lugares de trabajo” en rechazo de “los despidos” y “en defensa del salario, las paritarias y el empleo”, entre otras demandas.

El dirigente sostuvo que esa acción de fuerza se realizará este mes, en fecha a determinar junto con otros sindicatos.

Yasky aseguró que la protesta se realizará de forma conjunta y coordinada con “los sectores del movimiento sindical y social dispuestos a luchar para defender las conquistas obtenidas”.

El gremialista aseguró este martes que “los trabajadores harán que el derecho a la paritaria exista” y afirmó que “si esa conquista es arrebatada se consolidará un esquema en el que de forma anual se entregará una parte del salario a los sectores más poderosos y concentrados de la economía”.

“Para que haya un país justo, la cosa debe ser al revés. Ese instrumento es la paritaria. Será defendida, y esa es la parte creíble. Los sindicatos harán que ese derecho exista”, definió Yasky luego de un encuentro de la Mesa Nacional.

La conducción del sector, que también integran Claudio Marín (telefónicos), Pedro Wasiekjo (neumático) y Roberto Baradel (docentes), entre otros, rechazó “la pretensión oficial de estipular un techo del 25 por ciento a las paritarias”, y reclamó que “sean libres y sin condicionamientos, luego de los aumentos de precios de los últimos tres meses y de la suba de la luz”.

Este mismo martes, el dirigente Yasky explicó en Radio 10 las razones de por qué el aumento salarial debería llegar a un 40 por ciento y pidió, en el contexto actual, negociar una mejora cada seis meses.