Quince policías presos por fraguar una persecución con trágico final

La investigación por el crimen de Leonel Iván Mafud. En 2014, cuando fue el hecho, revistaban en el Comando Radioeléctrico. Entre los detenidos hay un comisario principal en actividad.

Quince policías de la Unidad Regional II, entre ellos un comisario principal, fueron detenidos ayer por orden del fiscal de Homicidios Miguel Moreno en el marco de una causa iniciada en septiembre de 2014, cuando un muchacho de 26 años fue asesinado a tiros tras ser víctima de una oscura persecución de la que participaron varios móviles del Comando Radioeléctrico y que se extendió 50 kilómetros con la única motivación de la falta de una de las patentes del vehículo. Ocho meses más tarde, y cuando ese mismo auto estaba en Jefatura, familiares del joven asesinado encontraron en el interior del rodado una importante cantidad de droga plantada, lo que derivó en la apertura de un expediente en la Justicia federal.

Según anunció ayer el Secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad provincial, David Reniero, “de los 15 policías involucrados 14 fueron llamados a la Jefatura la tarde de ayer y el otro fue apresado por una comisión que viajó a Santa Rosa de Calchines donde presta servicios. Pero todo se hizo cuando la investigación, que llevó adelante la Dirección de Asuntos Internos, concluyó y fue elevada a fiscalía. Entonces, con las órdenes emitidas por el fiscal Moreno, se los convocó a Jefatura, se les notificó la imputación y se les quitó el arma reglamentaria y la credencial correspondiente”. Es que todos los uniformados “fueron pasados a disponibilidad, y a tres o cuatro de ellos se les iniciará el proceso de destitución porque la investigación los presenta como coautores del crimen que originó la causa”.

En cuanto a los involucrados en el hecho, un comunicado oficial del Ministerio de Seguridad indicó que prestaban servicios en distintas reparticiones pero al momento del crimen todos lo hacían en el Comando Radioeléctrico. En ese marco los apresados (ver identidades aparte) son el comisario principal Fabián Díaz, que fue jefe del Comando; un agente de la Patrulla de Intervención Urbana, dos suboficiales de la Policía de Seguridad Vial, un oficial y un sargento de esa misma dependencia, un agente de la Tropa de Operaciones Especiales, un oficial de guardia del Instituto Médico Legal, un agente de la Guardia Rural, tres agentes y un oficial del Comando Radioeléctrico, un agente de la Sección Perros y un subcomisario que estaba en disponibilidad y procesado en otra causa (ver recuadro).

El hecho. La madrugada del 8 de septiembre de 2014 Leonel Iván Mafud, de 26 años y padre de cuatro niños, conducía un Fiat Marea bordó en inmediaciones de Ovidio Lagos y Circunvalación. Según dijeron fuentes policiales en aquel momento, iba con dos hombres y no acató la voz de alto que le dieron efectivos del Comando Radioeléctrico que patrullaban la zona para identificarlos. “A los policías les llamó la atención que el auto no tuviera la patente trasera”, explicó el fiscal de Homicidios Miguel Moreno. Entonces empezó lo que la policía y el fiscal presentaron como una cinematográfica persecución de 50 kilómetros con “tiroteos entre la policía y los tres ocupantes” del auto que se extendió por la ruta 18 y la A-012 hasta Roldán.

Según fuentes judiciales, luego de atravesar el cruce de las rutas A-012 y 9 “el conductor del Fiat continuó la marcha unos cinco kilómetros hasta que perdió el control del vehículo, que terminó derrapando en la banquina e incrustado en un zanjón. Allí dos ocupantes del auto se bajaron corriendo y cubrieron la huida a los tiros. Desde adentro del auto el tercer ocupante disparó y los policías repelieron la agresión” matándolo.

Mafud quedó sin vida en el asiento del conductor y en un principio Moreno dijo: “La versión policial concuerda con la impresión que da la secuencia del hecho”. Y sostuvo esa posición en dos datos: un patrullero del Comando y otro de la policía de Seguridad Vial fueron impactados por tiros disparados por los fugitivos con armas de bajo calibre. Y oficialmente se dijo que en la escena del hecho “los uniformados recogieron una pistola Bersa calibre 22 y un revólver calibre 22 largo. Una de las armas quedó tirada en la banquina y la otra fue encontrada en la mano de Mafud”. Pero los familiares del joven negaron siempre esos dichos, sostuvieron que Leonel “iba solo en el vehículo” y que “jamás manejó un arma de fuego”.

Ahora la investigación parece darles la razón. El Ministerio de Seguridad sostuvo en el comunicado oficial difundido ayer que los 15 policías apresados están acusados de “fraguar un escenario de persecución para encubrir lo que sería un asesinato”.

Otra sorpresa. El caso Mafud no quedó allí. En junio de 2015, cuando el auto que conducía el muchacho se encontraba secuestrado en la Jefatura, la viuda de Leonel fue a constatar el estado en que se encontraba y quedó pasmada al ver que en el interior del mismo había una bolsa con una importante cantidad de droga fraccionada. El hallazgo la impulsó a denunciarlo ante el fiscal Moreno, quien requirió la presencia en el lugar de la Policía Federal. Y los empleados de esa fuerza comprobaron lo denunciado por la mujer.

El ex jefe de la policía, José Luis Amaya, dijo entonces: “Lo que tenemos para decir es que la familia que es dueña del vehículo llegó a verlo, cosa que hace cada tres meses, advirtió un paquete en el interior y avisó a la División Judicial de la Jefatura. Por orden inmediata impartida por esta Jefatura se dio aviso al fiscal Miguel Moreno y éste decidió una requisa con personal de la Policía Federal”. En la bolsa había casi un kilo de marihuana y medio de cocaína.

Lo que llamó la atención es que el mismo auto había sido requisado oficialmente tras la muerte de Mafud sin que se encontrara nada parecido a la bolsa de drogas que los efectivos federales detectaron en el hueco situado entre los asientos trasero y delantero del lado del conductor. Leila, la viuda de Mafud, contó aquel día a LaCapital: “Al auto lo desvalijaron. Le sacaron el estéreo, piezas internas, cosas del motor. Yo lo veo para ver cómo está, pero ya no sirve. Esta totalmente perforado a tiros”.

A 17 meses de la muerte de Mafud, quizás la mujer encuentre algo de tranquilidad ante el nuevo rumbo que tomó la pesquisa.

Quiénes y por qué

Los policías detenidos fueron identificados por fuentes de la Fiscalía como Fabián Díaz, Norberto F. Dilda, Gabriel Sguazzini, Oscar M. Jáuregui, Gerardo J. Amarilla, Alfredo M. Correa, Matías R. Maidana, Alejandro F. Gómez, Walter F. Machuca, Víctor D. Vélez, Eva Carolina Monzón, Diego D. Franco, Leonardo F. Malisani, Ayelén Bustamante y Jhonatan J. Sánchez. Las mismas fuentes aseguraron que las audiencias imputativas se realizarán el jueves en tres grupos y que el fiscal “cuenta con prueba suficientes para acusar a los implicados de homicidio, falsedad ideológica, robo, incumplimiento de deberes de funcionario público y encubrimiento agravado”.