Lifschitz dijo que “en el Estado siempre hay gente que no labura”

lifschitz-9-2-16

El gobernador hizo una referencia a “los ñoquis” en el acto por el 203º aniversario de la Batalla de San Lorenzo y este lunes ratificó sus dichos.

El domingo pasado el gobernador, Miguel Lifschitz asistió a la celebración por la batalla de San Lorenzo. Ese acto iba a ser compartido con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien finalmente no asistió y la explicación oficial fueron las malas condiciones climáticas. Ante la ausencia de Macri, el mandatario santafesino fue el principal orador y desplegó un discurso donde pidió un país con “desarrollo, inclusión y justicia social”. Pero también habló de la necesidad de un “Estado eficiente, sin ñoquis”.

La referencia llegó a 15 días del paro general que realizará ATE en rechazo de los despidos de empleados públicos –el gremio asegura que ya son más de 20.000 en el país– que realizó en las últimas semanas el gobierno nacional y cuyos funcionarios justificaron al calificar de ñoquis a los cesanteados.

Este lunes, el gobernador Lifschitz volvió a referirse al tema y aseguró que “en el Estado siempre hay gente que no trabaja” al referirse a los denominados “ñoquis” que integran las estructuras públicas. Agregó que “no es difícil detectar” a aquellas personas que cobran por no realizar tareas. A su vez, adelantó que Santa Fe volverá a medir la inflación para que sea “referencia” en las paritarias, ya que el Indec no difunde la estadística oficial, lo que consideró “un verdadero problema”.

En diálogo con Radio 2 de Rosario, el gobernador aseguró que quiere ser “exigente” con su equipo político para que el Estado provincial “sea más transparente” y para que detecten a las personas que cobran y no trabajan. “Siempre hay gente que no labura en el Estado. Pueden ser de la estructura política o propia de cada área. Yo actúo para que el gobierno sea más transparente y amigo del ciudadano común y más firme ante los que tienen más poder; y pretendo que cada funcionario haga lo mismo hacia abajo en sus áreas”, añadió.

En relación a los despidos que se suceden en distintos puntos y áreas del país, el titular de la Casa Gris explicó que no advierte una “situación compleja” en Santa Fe. Si bien enumeró el cierre de una curtiembre en Las Toscas, el difícil presente de Paraná Metal y el cierre de un importante frigorífico en Totoras, aclaró en todos los casos “hay presencia e intervención de la provincia”. “Vamos a tratar de preservar las fuentes de trabajo. Ahora hay que ver si las medidas nacionales hacia los sectores productivos, que dieron mejor ánimo, estimulan la actividad”, opinó.

El exsenador por el departamento Rosario celebró la “apertura y el diálogo” que se inició durante la gestión de Mauricio Macri y consideró “prematuro hacer un juicio de valor sobre los primeros dos meses”. “Hubo decisiones que se tomaron en estos 60 días, en algunas coincidimos y en otras tenemos diferencias. Rescato la posibilidad de establecer un vínculo amigable con autoridades nacionales”, sostuvo.

A su vez, Lifschitz expresó estar “preocupado” por las medidas económicas que a su entender “impactan en los sectores vulnerables, como la devaluación, el incremento en los precios”. “Esto tiene relación con los salarios de los que menos tienen. Si no se toman decisiones para poner en caja a la inflación vamos a tener problemáticas sociales; se necesitan políticas que promuevan el desarrollo y la producción de pequeños y medianos empresarios, productores y a las pyme”, opinó.
“Con el rol del Estado todos hemos entendido que la presencia es necesaria; en la economía para intervenir cuando sea alterada; y desde adentro para que el Estado sea democrático y transparente”, concluyó.
El titular de la Casa Gris recordó que con el kirchnerismo “había que aplaudir para llevarse bien” a diferencia de la actual situación donde las autoridades provinciales y nacionales mantienen un diálogo más fluido. “Tenemos buenas expectativas en la concreción de los acuerdos con el gobierno nacional para obras”, apuntó.
Santa Fe medirá la inflación
De cara a la negociación paritaria con los gremios, Lifschitz enfatizó el problema que genera no contar con el índice oficial brindado por el Indec: “Le pedí al titular del Ipec que restablezcamos el índice que antes se hacía en conjunto con el gobierno nacional. Debe ser la referencia para este tipo de situaciones porque hoy no tenemos estadísticas. Es un verdadero problema porque estamos parados en un terreno movedizo, un piso poco firme, y nadie tiene las expectativas para los próximos meses”.
“Los gremios reconocen que en los últimos años hubo una recuperación del salario, aunque los trabajadores tienen la sensación de que ganan poco”, indicó.