Paritarias: Provincia confía en que hará “una propuesta interesante”

paritarias-10-2-16

Este miércoles se abre la discusión salarial. El ministro de Gobierno, Pablo Farías, dijo que la idea es mantener el poder adquisitivo, pero que el 40% es inmanejable.

Diario UNO – El ministro de Gobierno, Pablo Farías, aseguró que la provincia “construirá una propuesta seria, realista e interesante para que los gremios analicen”. De esa manera, el funcionario que encarará la negociación –que comienza en la tarde del miércoles– con los gremios estatales se mostró confiado de llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes.

Para el primer encuentro, que se dará a partir de las 18 en Casa de Gobierno (los docentes lo tendrán en la sede del Ministerio de Trabajo a la misma hora), los representantes del Ejecutivo le presentarán a los sindicatos un panorama detallado sobre la situación financiera de la provincia, la estimación de la evolución de la economía para el resto del año, y un análisis sobre cómo se desarrollaron las distintas variables económicas durante el año pasado. Además, Farías espera que las entidades gremiales empiecen a “puntualizar sus intereses, sus pretensiones respecto de la recomposición salarial y siempre las paritarias son el ámbito adecuado para empezar a hablar y a trabajar otro tipo de cuestiones vinculadas al empleo público”.

El funcionario dijo que la intención será conseguir un “buen acuerdo que sea sustentable todo el año y así cerrar la discusión salarial” para todo 2016. De todas formas, aclaró que también el gobierno “está abierto a analizar otras variantes”.

Pero desde los gremios advierten que luego de la devaluación, el escenario económico no está claro. El secretario general de ATE Santa Fe, Jorge Hoffmann, expresó: “Vivimos una situación de incertidumbre como nunca. Creo que nadie puede evaluar con certeza los resultados de esta nueva política económica. Hasta ahora lo que tenemos es una devaluación donde el dólar arrancó a $13,30 y hoy está a $14,30. Eso es una devaluación de más del 40% y aparentemente el peso se va a seguir depreciando. Eso sin dudas genera un impacto inflacionario. Eso lo vivimos, en 2014, cuando Kicillof (exministro de Economía) devaluó un 30 por ciento en tres meses. Lo que tenemos es un horizonte de inflación. Hay indicios, no certezas, pero es lo único que tenemos para pensar el futuro”.

Por su parte, el gobernador Miguel Lifschitz adelantó el lunes pasado que la provincia volverá a medir la inflación (ver página 4). Pero Farías anticipó que elaborar esos índices lleva tiempo. “La provincia hoy no está midiendo inflación ni lo hizo el año pasado. Reconstruir una medición local naturalmente lleva un tiempo para que el número sea válido. Ojalá podamos utilizarlo para las próximas negociaciones salariales. Pero para estas vamos a tener que hacerlo con los datos que contamos”, añadió.

—El Indec tampoco está dando datos oficiales, ¿cuáles son los datos que tienen para llevar a la paritaria?

—Son los datos con los que contamos todos. De la inflación del año pasado podemos tomar lo que el Indec midió hasta noviembre. Podemos tomar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la ciudad de Buenos Aires, el IPC de San Luis y algunos otros índices que se conocen y tienen alguna estabilidad en el tiempo. Pero ninguno de estos son coincidentes. También hay mediciones privadas. De todo eso vamos a hacer una proyección de lo que estimamos fue la inflación en la provincia, pero sobre todo en cuánto nos ha impactado esa inflación en los ingresos tributarios provinciales y compararlo con la actualización salarial del año pasado, que fue importante. Esa es una buena base que tenemos para el inicio de las conversaciones.

Luego agregó: “Santa Fe es una de las provincias que mejores sueldos paga a nivel país tanto para los estatales como para los docentes. Si no somos la mejor, estamos entre las mejores, y ese es un piso que vamos a cuidar. La idea es cuidar el poder adquisitivo del salario y en base a eso tener una buena actualización salarial”.

Sobre el pedido de un 35 al 40% de aumento que adelantaron algunos gremios, Farías repitió las palabras de Lifschitz y dijo que “hablar del 40% es inmanejable para los presupuestos provinciales”. Además, dijo que la devaluación no se traslada linealmente a todos los precios, “a algunos sí, a otros no. Eso hay que evaluarlo. A priori nos parece excesivo”.

En tanto, Hoffmann advirtió que “la política salarial tiene sus bemoles” y auguró: “Lo que no vamos a lograr es que haya una política salarial con un porcentaje fijo para todo el año. Seguramente va a ser escalonada, en tramos y se va a dar el debate si dentro de seis o siete meses no tenemos que volver a rediscutir salarios. Hay muchísimas posibilidades para lograr un acuerdo. Pero todavía no empezamos la discusión”.

Los tiempos

Hoffmann no se ve acorralado por los tiempos y se imagina un primer encuentro donde se intercambien puntos de vista y donde se analice a partir de qué puntos se puede empezar a discutir, “por ejemplo, qué masa salarial se puede afectar”, puntualizó.

“Las paritarias es un ámbito de generación de consenso”, definió Hoffmann y se explayó: “Para consensuar, las partes tienen que encontrar caminos en conjunto. Para negociar es necesario tomarse el tiempo necesario, porque si uno lo hace corrido por el tiempo, achica el margen de la negociación. Hoy estamos casi a mediados de febrero. Tenemos tiempo para discutir y resolver en lo que sería el mes de febrero. Pero nos preocupa más llegar a una buena política salarial que la urgencia en el tiempo. Porque de cualquier manera el impacto en el bolsillo de los compañeros va a ser el mismo”.

Por su parte, Farías confía en que la propuesta de la provincia llegará a tiempo, sobre todo para los docentes que necesitan entre tres y cuatro días para votar por la aceptación o el rechazo y que tienen el 29 de febrero el inicio del ciclo lectivo. “Lo vamos a hacer con el tiempo suficiente como para que los docentes lo puedan consultar con sus bases y nos puedan dar una respuesta concreta. Si es positiva, como todos esperamos, eso permitirá el inicio normal de clases. Estamos trabajando teniendo en cuenta esos tiempos. Ajustados, pero vamos a llegar bien”, aseguró.

“Después de las primeras reuniones vamos a tener elementos suficientes para estar construyendo una propuesta seria, realista e interesante para poder ser trabajada por las entidades sindicales”, aseguró.

De acuerdo a lo referido por Farías, el primer encuentro servirá para que las partes se hagan una idea de cuál es el escenario en el que debatirán. Mientras que todo haría indicar que el momento para acercar propuestas será la semana que viene. Este miércoles se abre el diálogo para que los gremios y el gobierno lleguen a un acuerdo. El tiempo no sobra, esperemos que alcance.