“Dejaremos que avancen las paritarias provinciales y luego firmaremos el acta nacional”

bullrich-15-2-16

Aunque la paritaria nacional marca el piso de referencia por debajo del cual no puede ganar ningún docente del país, el ministro Esteban Bullrich aseguró que dejará avanzar las negociaciones provinciales sin esa guía. El gobierno de Macri se niega a formalizar la propuesta de llevar de 6.060 pesos a 8.500 en julio el salario inicial docente.

El ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, invirtió este viernes el orden de las paritarias docentes nacional y provinciales y aseguró que esperará a que cierren los acuerdos provinciales para avanzar en la firma del acta nacional. Así el gobierno busca que los gobiernos provinciales y los gremios de cada distrito negocien sin el piso de referencia que marca la paritaria nacional.

Es que el objetivo de la paritaria nacional es precisamente ese, marcar el piso por debajo del cual no puede ganar ningún docente en el país.

“Vamos a dejar que avancen las paritarias provinciales y a medida que se vayan resolviendo vamos a firmar el acta nacional” aseguró Bullrich en medio del escándalo que desató la vuelta sobre sus pasos luego de ofrecer a los cinco gremios docentes con alcance nacional elevar el salario inicial docente desde los 6.060 pesos actuales a 8.500 en julio (lo que implica un aumento del 40%) para luego suspender la rúbrica en el ministerio de Trabajo del acta que formaliza la propuesta.

“Quiero llevar tranquilidad, quiero llevar serenidad, hemos hecho un avance muy importante creo que el esfuerzo que se está haciendo con el gobierno Nacional y los gobiernos Provinciales está llevando a que haya un buen comienzo de clases”, agregó el Ministro de Educación a pesar que la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) advirtieran este viernes en conferencia de prensa que se encuentran en alerta y estado de movilización y que peligra el inicio del ciclo lectivo previsto para el próximo 29 de febrero.

Acerca del techo del 25% que planteó en declaraciones radiales el presidente Mauricio Macri este viernes al señalar que no están en condiciones de pagar aumentos por encima de ese porcentaje, Bullrich sostuvo que “la realidad fiscal de cada provincia es el único límite”.

La propuesta contempla un salario mínimo docente que va a $7800 a partir del primero de febrero y a $8500 a partir del primero de julio. “Esto garantiza que ningún docente del país va a ganar menos de $8500. Ese es el objetivo del aumento del piso salarial”, resaltó el Ministro. La oferta que realizó el gobierno nacional es de un 25%, a esa cifra se le agrega un aumento del Fondo de Incentivo Docente (FONID) que ubica el aumento global en 40% para el salario incial docente.

El Ministro, que en todo momento intentó evitar hablar de incrementos del 40% señaló que “la propuesta de un aumento del 40 por ciento se trató de una cifra ‘manipulada’, ya que solo impactará en el 5 por ciento de los docentes del país, que son quienes perciben el haber mínimo de 6.060 pesos en la actualidad”.