Michetti anticipa que 2016 será un año “muy estrecho y duro”

michetti-15-2-16

La vicepresidenta dijo que así será hasta lograr cerca del final del 2016 “la baja de la inflación y la revitalización de la economía real”.

La vicepresidenta Gabriela Michetti adelantó que habrá que pasar “un año muy estrecho” y “duro” hasta lograr cerca del final del 2016 “la baja de la inflación y la revitalización de la economía real”.

“Este año va a ser un año en el cual no vamos a poder darle a la gente todo lo que nos gustaría darle desde el Estado nacional porque el Estado nacional hoy no tiene un peso y encima estamos endeudados hasta el cuello”, añadió.

Además, en una entrevista con el diario El Tribuno de Salta, indicó que “si te ponés a comparar lo que era el gasto público en 2003, que era del 20 por ciento, con el 2015, que es del 40, habla por sí solo. Este va a ser un año duro”.

“Queremos ir gradualmente contrayendo la emisión monetaria, logrando que a medida que se vaya generando el aire en la economía, entonces sí se va a poder decir que la producción está sustentada”, acotó.

Michetti señaló que “tenemos que ser concientes que así como vamos gradualmente haciendo una contracción de la emisión y como vamos haciendo gradualmente un ajuste en las tarifas, haremos lo mismo” con el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

“Obviamente vamos a tener que lamentablemente pasar por un año muy estrecho como camino para recién ver hacia fin de año la baja de la inflación, la revitalización de la economía real y entonces sí, un camino que ya el año que viene nos puede permitir respirar aire fresco”, aseguró.

Respecto de la situación de la inflación, dijo que “responde específicamente a una situación de represión de muchos factores” que “estaban tapados contra natura, cuando se destapan afectan a la inflación”.

“Me refiero a reconocer la inflación y a normalizar la situación del dólar, entre otras cosas. Por supuesto que aparece la famosa inflación reprimida que los primeros meses se nota muy fuerte”, agregó Michetti.

Y, apuntó que si se toma a “la inflación como herramienta económica y reconoces que la tenés como problema, ya empezás bastante mejor que en el Gobierno anterior para poder solucionarlo. A este Gobierno no le gusta la inflación y va a luchar contra ella con un plan antiinflacionario”.

Ese plan, sostuvo, busca “solucionar el tema de los fondos buitre, que nos impide tener un financiamiento a tasas razonables de mercado que otros países tienen” y luego poder construir “el puente que la Argentina necesita para poder hacer la obra pública y comenzar a darle aire a la economía que hoy está con pulmotor y en las últimas”.

Además del financiamiento externo, dijo que hay que lograr una “gradual contracción de la emisión monetaria” porque la gestión de Cristina Fernández “venía haciendo una emisión desbordaba, si nosotros hacemos una contracción muy de golpe nos terminará pasando lo que pasa en esos ajustes que ningún pueblo soporta. Porque además son muy injustos parea la gente de menores recursos”.

“Estamos tratando de ir por el medio: tenemos críticas por derecha y críticas por izquierda”, añadió.

DyN