Buscan que Firmán no sea candidato por el Frente Progresista

Tras su voto en favor de Soledad Zalazar, el radicalismo analiza una sanción y la opción más fuerte es evitar que sea candidato a concejal en dos años. “Los jacintos”, que dirigen el partido a nivel local, no tienen ningún candidato en condiciones de ganarle a Hugo Firmán en una interna y eso fuerza la absurda decisión.

Semanario Reconquista – El radicalismo se encuentra en una situación muy complicada. Perdió la intendencia y esto significó un duro golpe contra los intereses del partido. Además los hombres de Jacinto Speranza solo lograron una banca en el concejo tirando por el suelo todas las posibilidades de mantener la mayoría en el cuerpo legislativo.

Hoy como opositores buscan acomodarse a las tres bancas que tienen contra las 10 posibles. Cinco bancas están en manos del oficialismo y estos cuentan casi siempre con la sociedad de la banca del ahora bloque unipersonal de Hugo Firmán que coqueteó muchas veces con el actual intendente Enrique Vallejos, incluso con una supuesta sociedad para enfrentar a Jacinto Speranza en las últimas elecciones, algo que finalmente no se dio por la presión del justicialismo que consideraba que podía solo con el intendente radical.

Nadie puede negar lo buen elector que es Hugo Firmán y las pocas opciones que hoy tienen el grupo de “los jacintos” para enfrentarlo en una virtual interna en las próximas elecciones. Firmán necesita renovar su banca en el concejo para poder mantenerse vigente y seguir con intenciones de gobernar la ciudad, algo que lo desvela en su ambición personal. Pero, buscar sacarlo del camino mediante una sanción es realmente ridículo y además poco democrático.

El odio, pero además la necesidad de venganza, lleva al grupo político a presionar fuertemente en la mesa departamental donde aparecieron también otros personajes que durante los últimos años poco o nada han hecho por el crecimiento y fortalecimiento del partido, principalmente en la ciudad de Reconquista.

Esta ceguera política del grupo mayoritario de radicales de Reconquista los está llevando a un camino sin salida. Firmán también es un hombre extremadamente rencoroso y vengativo y hará todo lo posible por destruir políticamente a los hombres vinculados a Jacinto Speranza. Firmán está cerca de cerrar un acuerdo con “Cambiemos” para ir a elecciones por ese sector político en dos años pero con esta decisión, y sabiéndose mejor elector, es probable que decida quedarse hasta el momento en que decidan aplicarle una sanción y así victimizarse llevando aún más votos para su ya importante caudal.

Esta enorme capacidad de hacer daño de Hugo Firmán hace temblar a este sector de radicales que se encuentran desorientados y con el único objetivo de sacarlo lo más lejos posible. También es verdad que Firmán se ha quedado prácticamente sin dirigentes que lo defiendan dentro del partido y más allá de algún que otro militante de poca monta poco le queda dentro de la estructura radical de la ciudad.

Esto claramente muestra la dificultad que tienen los partidos políticos para renovarse e ir renovando autoridades que les permitan conseguir espacios de poder para poder aplicar políticas públicas, ya que ni “los jacintos” ni Hugo Firmán han logrado crear dirigentes a sus alrededores. Sus fuertes personalidades y, sin dudas, las ambiciones personales los tienen ahora enfrentados a muerte y con posiciones casi irreconciliables.