La mayoría de las mociones de Amsafé va por paros desde el lunes

Paritarias. La mayoría de las mociones que empezaron a votar ayer los maestros en las escuelas de Santa Fe rechaza la oferta salarial que hizo la provincia.

La mayoría de las mociones que empezaron a votar ayer los maestros en las escuelas de Santa Fe rechaza la oferta salarial que hizo la provincia. En Rosario, las tres opciones que surgieron de la asamblea proponen no iniciar las clases el lunes próximo y sólo contemplan matices en el plan de lucha: una sugiere paro por 48 horas dos semanas consecutivas, otra paro de 48 y 72 horas y la otra dos semanas con 72 horas de huelga. “Vamos rumbo a un rechazo por amplísimo margen en toda la provincia”, pronosticó Gustavo Terés, titular de Amsafé Rosario.

Mientras, la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, ratificó ayer que “no hay margen” para mejorar el último ofrecimiento salarial que hizo la gobernación del 30,5 por ciento, achicando plazos e incorporando una suma fija de mil pesos en febrero.

La titular de la cartera educativa dijo tener la expectativa de que “los docentes acepten la propuesta salarial que hizo el gobierno de Santa Fe, que hasta ahora es la mejor del país, partiendo incluso de un básico que está por encima de la media nacional”.

La funcionaria del gobierno de Miguel Lifschitz destacó que entre la oferta inicial y la mejorada a comienzos de esta semana, el Estado provincial asignó 500 millones de pesos extra.

Sin embargo, las mociones que surgieron en las asambleas departamentales de ayer fueron en sentido contrario. La mayoría de las opciones se inclinó por un rechazo al ofrecimiento paritario.

En Rosario se presentaron tres opciones. La primera propuso paros de 72 horas durante dos semanas, la segunda sugirió 48 horas de huelga por 15 días y la tercera un mix de ambas, con 48 horas iniciales de paro y luego 72.

“Las mociones que surgieron de la asamblea son un reflejo del amplio rechazo que generó la oferta salarial de la provincia entre los maestros”, reflexionó Terés.

El titular de Amsafé Rosario aclaró que “la asamblea de afiliados en la que se definieron las mociones fue absolutamente abierta y libre. Cualquier docente podía proponer una moción de aceptación de la oferta, pero nadie lo hizo porque hay mucho rechazo a la propuesta”.

Según Terés, “lo que pasó en Rosario se ha dado también en muchos otros departamentos. Todo parece indicar que vamos hacia una votación provincial histórica, con un rechazo de los más altos de los últimos años”.

Para el dirigente gremial, “la provincia estaba en condiciones de hacer una propuesta superadora, porque mejoró los niveles de recaudación y los giros de coparticipación”.

“Lo que se ofreció —continuó—es más bajo de lo que se otorgó el año pasado, cuando todos sabemos que la inflación se disparó en noviembre, todavía no se desaceleró y ha impactado fuerte en la canasta básica de los trabajadores”.

Los maestros rosarinos, que se reunieron ayer en la escuela Almafuerte, también se expresaron sobre lo que ocurre en el país impulsando un paro nacional para el lunes 29.

Al respecto, Terés resaltó que “hay un escenario de conflicto nacional, originado por una actitud bochornosa en la forma que se planteó la paritaria, donde hay un gobierno que se desdice y que no firma ni siquiera lo que planteó, que retrotrae la primera propuesta y no marca una referencia”.

El líder de la departamental local del sindicato docente mencionó que el clima de conflicto “ya se ha instalado en otros gremios de la administración pública provincial, donde ATE y UPCN han rechazado la oferta y también entre los docentes particulares (Sadop)”.

“La tendencia es la no aceptación de ninguna de las propuestas que el gobierno provincial está realizando. Así, no creo que arranquen las clases el lunes que viene”, vaticinó.

Se firma el acuerdo nacional

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, convocó para hoy a los sindicatos docentes nacionales para firmar la paritaria, luego de idas y vueltas en torno a la negociación. El funcionario macrista recibirá a las 12 a los cinco gremios docentes en la sede del Ministerio de Trabajo. Bullrich convocó a los docentes luego de que los sindicatos endurecieran su postura y adelantaran que realizarían un paro el lunes próximo, complicando el inicio de clases.