El ex jefe de policía Hugo Tognoli seguirá tras las rejas

tognoli-28-2-16

Debido a la “peligrosidad procesal”, El Tribunal Oral Federal 2 determinó que siga detenido al menos hasta que se realice un juicio oral. Huho Tognoli lleva tres años preso sin sentencia. 

A pesar de que lleva tres años preso sin sentencia firme, el ex jefe de la policía de la provincia, Hugo Damián Tognoli, deberá seguir tras las rejas al menos hasta que se realice el juicio oral y público que lo tiene como uno de los principales implicados en la organización de una “empresa criminal conjunta dedicada a la comercialización de estupefacientes”. Así lo dispuso el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario al rechazar el pedido de excarcelación solicitado por la defensa del ex jefe policial y prorrogar por un año más su prisión preventiva junto a la de otros implicados en la causa.

Hugo Tognoli era jefe de la policía santafesina cuando el 21 de octubre de 2012 fue detenido por su presunto vínculo con narcotraficantes del sur provincial a los que habría encubierto en su accionar delictivo. Sin embargo, el 5 de noviembre de ese mismo año el juez federal Carlos Vera Barros dispuso su libertad y su falta de mérito ante la falta de evidencias recogidas en la causa, medida que no fue apelada por la fiscal subrogante Liliana Bettiolo.

Cambio de rumbo

Esa decisión llevó a que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, reemplazara a Bettiolo por el fiscal Juan Patricio Murray, quien con los mismos elementos habidos en el expediente acusó a Tognoli de conformar una “empresa criminal conjunta para el comercio de estupefacientes”. Entonces el ex jefe policial volvió a ser apresado el 7 de marzo de 2013 y desde entonces permanece tras las rejas sin tener sentencia firme en su contra.

En ese marco el abogado que representa a Tognoli, el santafesino Néstor Oroño, presentó un pedido de excarcelación al entender que “permaneció detenido más del plazo establecido por la ley”. No obstante, la Fiscalía dictaminó que “no corresponde concederle el beneficio pretendido por entender que no ha vencido el plazo de la prisión preventiva” y porque, a su entender, “la ley no establece un límite máximo y cierto para la prisión preventiva”.

Ante ello, el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario integrado por los jueces Beatriz Caballero de Barabani, Omar Ricardo Digerónimo y Jorge Venegas Echagüe dictaminó que “la peligrosidad procesal” del detenido y la falta de variaciones en “las condiciones tenidas en cuenta por el juzgado instructor al momento de rechazar los pedidos de excarcelaciones anteriores”, llevan a prorrogar la situación de encarcelamiento por un año más.

Incluso, al reclamo hecho por la defensa de Tognoli en cuanto al plazo no contabilizado por el Tribunal y la Fiscalía de los días que el ex jefe de policía estuvo detenido en 2012, el Tribunal sostiene que “dicha detención será computada ante una eventual condena”, lo que a criterio de allegados a Tognoli “parece ser un prejuzgamiento de lo que va a suceder en las audiencias orales”.

Asimismo, los magistrados recuerdan que aún rige “un acto jurisdiccional válido como es la resolución del 11 de diciembre de 2015 dictada por la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario que confirmó la resolución del 4 de septiembre de ese año por la cual se prorrogó la prisión preventiva de Tognoli hasta el 7 de marzo de 2016, fecha en la cual recién vencería la misma”.

Prudencia

Y en ese marco, analizan que la imputación que pesa sobre Tognoli es la de conformar una “empresa criminal conjunta para el tráfico de estupefacientes en la modalida de comercio, doblemente agravado por haberse cometido con la concurrencia de tres o más personas organizadas a tal fin y por su condición de funcionario policial, en calidad de coautor, lo que tiene previsto una pena de 6 a 20 años de prisión (…) circunstancia que impone adoptar un criterio de mayor prudencia para posibilitar el acceso a la concesión de la excarcelación”.

Finalmente, el dictamen por el cual le deniegan la excarcelación a Tognoli sostiene que “haciendo una objetiva y provisional valoración de las características del hecho se concluye en principio que, atento a la naturaleza y gravedad del hecho concreto del proceso, hace presumir fundadamente que el encartado en caso de adquirir la libertad podría llegar a eludir la acción de la Justicia, que ante el pronóstico de una futura pena grave y efectiva podría sustraerse al cumplimiento de una eventual condena, e intentar entorpecer la marcha de las investigaciones frustrando los fines del proceso”.

En otro escrito, los mismos jueces extienden por un año las prisiones preventivas no solo de Hugo Tognoli sino también de otros tres imputados en la causa, los supuestos narcotraficantes Carlos Andrés Ascaíni, Aldo César Orozco y Osvaldo Daniel Núñez, con la finalidad de “evitar los denominados riesgos procesales y que intenten eludir la acción de la Justicia o entorprecer la investigación”.