“La policía no necesita recibir una denuncia para actuar frente al juego clandestino”, expresó Eladio García

De manera contundente se manifestó el titular de la Fiscalía Regional 4 , Dr. Eladio García, en el programa Cuarto Intermedio (LTV) en relación a la proliferación del juego clandestino en la zona y la responsabilidad policial. A lo que agregó que desde el Ministerio Público de la Acusación sólo actúan frente al juego clandestino en lo que atañe a la evasión impositiva y defraudación al Estado. El resto de las infracciones, dijo, no son de su competencia ya que le corresponden al Juzgado de Faltas.

Semanario Reconquista – Las declaraciones surgieron a raíz del allanamiento realizado días atrás en un local ubicado en el centro de la ciudad de Reconquista, a partir de una denuncia radicada por la Municipalidad local el pasado 3 de diciembre. El Dr. Aldo Gerosa, Fiscal que encabeza la causa, comentó que es la primera denuncia que reciben ellos en dos años de existencia por una actividad de estas características. Aduciendo, además, que desde el MPA solo pueden actuar ante este tipo de ilícitos cuando reciben una denuncia formal. Caso distinto es el de las fuerzas policiales, que están habilitadas a actuar de oficio.

En el ciber – bar café, ubicado en Roca e Iriondo, se secuestraron 32 computadoras; la consola de control de las cámaras de seguridad y las grabaciones; un teléfono celular; dinero en efectivo; y tres cajas con documentación relacionada al movimiento comercial y bancario.

Cuando la nota giró hacia el flagelo del abigeato clandestino en el norte provincial, García dijo que no hay tantos peces gordos como se cree sino que son siempre los mismos. Pero se mostró conforme al afirmar que hoy la Guardia Rural Los Pumas tiene la posibilidad de intervenir las comunicaciones telefónicas de compradores y vendedores de hacienda, de los camioneros, o de cualquier otro sospechoso. Algo que antes, no tenían. Y eso les simplifica muchísimo la tarea para poder llegar a desbaratar las organizaciones dedicadas al abigeato.

Gerosa trajo, a colación de este tema, dos investigaciones que consideraba importantes. La primera ocurrida en Alejandra, donde fue desbaratada una banda integrada por dos policías, una funcionaria del SENASA, un comisionista de ganado y una docente. Y la segunda, situada en inmediaciones de Villa Ana, donde dieron con una organización compuesta por varios carniceros y productores ligados al abigeato. En esta última hay, también, dos presidentes comunales de la zona que deberán dar explicaciones al juez.
Las dos causas están prontas a ser elevadas a juicio.

Para cerrar, el Fiscal Regional manifestó que seguramente hoy los empresarios ligados al robo de ganado estarán mucho más tentados de afrontar el riesgo que conlleva su dicha actividad delictual a raíz del precio al que se fue la carne en los últimos meses.

A dos años del cambio penal

En virtud de que en el mes en curso se cumple el segundo aniversario del nuevo sistema penal santafesino, ambos Fiscales expresaron su satisfacción al considerar que los objetivos se están logrando. Argumentando que se lograron concursar todos los fiscales que estaban previstos, llegando al número de 9. También se arribó a la meta en cuanto a funcionarios se refiere, al lograr llevar a cabo los 5 concursos. Tienen, en toda la Fiscalìa Regional, 20 empleados en planta y 20 pasantes. Lo que consideraron, para la actualidad, suficiente. Y, además, se mostraron conformes con la creación y puesta en funcionamiento de las 3 Fiscalias (Reconquista, Vera y Las Toscas).

Y no hay que olvidarse, dijo García, de los cargos para bioquímicos, psicólogos y médicos que se están concursando para ingresar a la PDI. No es un dato menor que tengamos un solo médico forense para 250 mil personas. El fiscal, agregó, que este sistema penal está descubriendo un montón de falencias judiciales anteriores a estos 2 años, fundamentalmente porque antes no había sistema.

Los fiscales comentaron que en los 2 años que lleva el sistema, se desarrollaron 50 juicios abreviados y menos de una decena de juicios orales.

Aldo Gerosa, marcó como un punto a corregir cierta burocracia judicial que dilata resoluciones que deberían ser mucho más sencillas. A lo que le agregó la necesidad de poder contar con un laboratorio en Reconquista apto donde realizar análisis de ADN. Ya que, a raíz de esa carencia, todo se debe enviar a Rosario y las demoras superan los 5 meses. Lo mismo ocurre con los exámenes de alcoholemia. Algo que llevaría un mes, si estuviera emplazado en nuestra ciudad.