El Gobierno ratificó la boleta electrónica para 2017

boleta-electronica-8-3-16

Fue en el marco de un seminario para debatir la reforma electoral. Sin embargo, el ejecutivo admitió que la creación de un órgano electoral autárquico podría postergarse para 2019. Lorenzetti pidió al oficialismo explicar “cuál es la dirección” de la reforma electoral.

El Gobierno ratificó este lunes el impulso a la implementación de la Boleta Única Electrónica (BUE) para las próximas elecciones pero admitió que la creación de un órgano electoral autárquico podría postergarse para 2019, en tanto el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, pidió al oficialismo explicar “cuál es la dirección” de la reforma electoral.

En el marco de un seminario organizado por la Cámara Nacional Electoral para debatir la reforma que impulsa el gobierno de Cambiemos -que tuvo lugar en el céntrico hotel Meliá-, el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, cuestionó el modelo de organización de los comicios y dijo que “no se puede seguir con un órgano que dependa del Gobierno”, en alusión a la Dirección Nacional Electoral.

Al exponer en el último panel del seminario, Pérez dijo que hay “discusión por las diferentes posturas” ante el impulso de un nuevo organismo y dijo que la decisión al respecto aún “está verde (sic)” por lo que “puede decidirse en 2019”.

El funcionario -a cargo de la reforma- ratificó que el Gobierno aboca los esfuerzos para instaurar el sistema de la BUE para 2017 y que el nuevo sistema “juega a favor de la equidad y a favor del ciudadano”.

“La ciudadanía apoya más la BUE que la boleta de papel. La discusión ahora pasa por lo que plantean los partidos opositores, cómo le damos confiabilidad y auditamos al nuevo sistema”, agregó, y enfatizó que se respetará el sistema federal para obtener por consenso “dos fechas de comicios, unificando los provinciales y separados de los nacionales”.

Al finalizar, concluyó: “La idea es que la reforma tenga perdurabilidad en el tiempo, y para eso requiere consenso y la hacemos por ello con un sistema de consenso. Es importante la opinión de los partidos, de los jueces, de las ONG, de los académicos, de todos”.

Pérez fue seguido por el presidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía, quien consideró “indispensable evitar la intervención gubernamental en los procesos electorales”, recordó que el único escrutinio con validez legal es el definitivo “y no el provisorio” y reclamó por la “falta de previsión presupuestaria” para la labor de la Justicia en materia electoral.

Luego fue el turno del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, quien al clausurar el seminario destacó los intentos del Gobierno en mejorar el sistema de votación pero le pidió explicar “cuál es la dirección” de la reforma electoral y dijo que el Poder Judicial “puede hacerse cargo” también del escrutinio provisorio.

En diálogo con Télam a la salida del hotel Meliá del microcentro porteño -donde tuvo lugar el seminario-, Lorenzetti llamó a “distinguir entre principios y objetivos” y dijo que “los fueros judiciales (para custodiar el proceso electoral) ya existen, hay que completarlos”.

Consultado sobre si está en desacuerdo con los modelos brasileño o mexicano (ambos países crearon institutos autónomos), respondió: “Bueno, eso hay que preguntarle a (el titular de la Cámara Nacional Electoral, Alberto) Dalla Vía”.

Previamente, Lorenzetti sentó su posición con respecto al proceso de debate sobre la reforma: “Está bien que se trabaje urgentemente en los instrumentos, pero también dediquemos tiempo para saber cuál es la dirección”.

“Es bueno evitar las oscilaciones pendulares. Si tenemos una línea histórica, debe decidirse si salimos o no de esa línea. Si la dirección es en ese sentido, mantengámosla, o sino, expliquémosle a la gente por qué es necesario cambiarla”, enfatizó Lorenzetti, en clara alusión a si el Gobierno busca o no quitarle a la Cámara Nacional Electoral la autoridad sobre el comicio.

Ante Pérez y los funcionarios Ezequiel Fernández Langan (subsecretario de Asuntos Electorales) y Julio Postiglioni (subsecretario de Asuntos Políticos), Lorenzetti dijo que “no se puede hablar de un sistema institucional sin recordar que estamos en un contexto. Si lo posible hoy es encaminarse a una boleta única por la vía de la tecnología, es muy bueno, pero el sistema requiere de algunos principios, como la credibilidad”.

Enfrente, Lorenzetti tenía un auditorio nutrido en jueces, abogados y dirigentes políticos como el senador bonaerense por el massismo, Sebastián Galmarini, y que más temprano (cuando inauguró el seminario el ministro de Interior, Rogelio Frigerio), contó con la presencia del ex presidente Eduardo Duhalde.

Sobre el final, el ministro de la Corte abogó por “lograr un consenso básico sobre esta cuestión” y reiteró por segunda vez que “aquí no hay disputas entre poderes”.

Fuentes del oficialismo admitieron a Télam que el discurso “fue fuerte” y que el mensaje que buscó dar la CNE con la organización de este seminario fue una suerte de “demostración de poder para hacerse oír” en lo que le compete a la reforma, aunque aclararon que “va en sintonía con lo que busca el Gobierno que los jueces estén involucrados en el proceso electoral.

Por la mañana, Frigerio resaltó que “el mejor homenaje que podemos hacer, a un siglo de la ley Sáenz Peña, es que en 2017 los argentinos podamos votar de una manera mucho más ágil y transparente y ese domingo, que siempre es de alegría, lo sea aún más. El consenso es que tenemos que cambiar” y ratificó el compromiso del Gobierno con los ejes de la reforma prometida durante la campaña.