Construcción: cayeron 54 mil empleos en el primer bimestre del año

construccion-9-3-16

Crisis laboral. La parálisis de la obra pública impulsó las cesantías. Según una consultora, los despidos en todos los rubros ya acanzan a 107 mil.

La industria de la construcción despidió a unos 54.000 trabajadores en los dos primeros meses del año y las empresas del sector prevén que las cesantías crecerán en los próximos meses.

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediack, confirmó la cifra y dijo que si bien el sector está cerca de tocar el piso de empleados, los despidos seguirán mientras la obra pública no se reactive.

Según la consultora Tendencias Económicas, los despidos de 2016 ya alcanzaron a las 107.000 personas en toda la economía, lo que sumará sumará más de medio punto porcentual a la tasa de desempleo.

Chediack confirmó que de esos 107.000 despidos, unos 54.000 son trabajadores afiliados al Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra).

“Esto empezó hace unos meses cuando comenzaron a retrasarse los pago de la obra pública”, dijo el empresario sobre unos de los sectores más golpeados de la economía.

El empresario destacó que la construcción es uno de los más dinamizadores, porque cada peso invertido se multiplica por 2,24 veces en el resto de la economía y unos 45 centavos van al fisco en concepto de tasas, impuestos y contribuciones.

“Es el elemento más multiplicador que existe en la economía”, dijo Chediack antes de afirmar que según las previsiones de la cámara, los despidos continuarán dado que llevará un tiempo reactivar las obras.

“Temo que pueda haber más despidos, creo que estamos muy cercanos al piso del valle, pensaemos que arrancamos el 2001 con 80.000 empleados afiliados a la Uocra y terminamos el 2015 con un techo de 430.000, con un promedio de 411.000”, precisó.

En enero hubo 41.921 despidos, la mitad en el sector público (a nivel nacional, provincial y municipal) y la mitad en el privado, según el informe de Tendencias Económicas.

La construcción, gastronómicos, textiles e indumentaria, entre otros sectores, fueron los más perjudicados.

En febrero, los despidos afectaron a 65.799 personas y aumentaron 72 por ciento con respecto al mismo mes de 2015.

De ellos, 55.800 fueron en el sector privado, sobre todo en la construcción y en otras actividades, como autopartes, petróleo, comercio y minería.

Expectativas. En tanto, la consultora Manpower informó ayer que la Expectativa Neta de Empleo (ENE) para el segundo trimestre de 2016 fue del 3 por ciento, lo que representa una disminución de cinco puntos porcentuales con respecto al trimestre anterior y no muestra cambios con respecto al mismo trimestre de 2015.

Entre los sectores económicos analizados, las intenciones de contratación más sólidas se registran en la construcción (13 por ciento), manufacturas (9 por ciento), finanzas, seguros y bines raídes, y Comercio mayorista y minorista, ambos con 7 por ciento. Mientras tanto el sector de servicios reporta expectativas más modestas con 4 por ciento. Por su parte, el sector Minero reporta la única expectativa negativa con -2 por ciento.

A nivel regional, los planes más positivos son reportados por los empleadores del NEA, con un 15 por ciento, Cuyo (9 por ciento) y Amba ( 7 por ciento) mientras que Patagonia presenta una expectativa de -5 por ciento.

La Expectativa Neta de Empleo (ENE) se obtiene tomando el porcentaje de empleadores que prevé un aumento en sus contrataciones, restándole a éste el porcentaje que espera una disminución del empleo en su nómina para el próximo trimestre.

“Una vez más el porcentaje de compañías que anticipan que no harán cambios en sus planteles ronda el 80 por ciento, , lo cual da cuenta de un clima de cautela y moderación por parte de los empleadores locales. Sin embargo -y pese al leve descenso trimestral- no debemos dejar de considerar que el resultado global es positivo”, explicó Alfredo Fagalde, director general de ManpowerGroup Argentina.

Jubilaciones

El gobierno impulsará una nueva ley de jubilaciones, aseguró el director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés), Emilio Basavilbaso. El objetivo de la nueva normativa será que exista una sola ley que regule las jubilaciones contributivas y también los haberes de las moratorias lanzadas por el kirchnerismo.