“Iniciamos un nuevo período de gobierno y con él nuevos sueños, ideas y proyectos que trabajaremos incansablemente para hacerlos realidad”

En el marco de la Apertura de Sesiones Ordinarias del Concejo Municipal de Avellaneda, el Intendente Scarpín destacó: “Planificamos la gestión en base a 4 ejes de trabajo: Calidad Institucional, Desarrollo Permanente, Comunidad Inclusiva y Territorio Sostenible”.

El primer mandatario de la ciudad presentó su informe anual ante el Concejo Municipal junto a su gabinete. Solo estuvo presente una concejal de la oposición.

Reproducimos a continuación parte de la presentación realizada por el intendente.

En primer lugar, necesitamos enmarcar el contexto en el cual realizamos la apertura de sesiones del corriente año.

No podemos olvidar que el año 2015 fue un año de elecciones en todos los niveles del Estado.

A nivel nacional y producto del voto de la ciudadanía se produjo un cambio de partido político, que conducirá los destinos de nuestro país por los próximos 4 años.

Más allá del cambio de partido y por ende de las personas que integran los diferentes ministerios del Estado, entendemos que estamos ante una modificación de la forma de gobernar y hacer política.

Podremos coincidir en más o en menos con las políticas públicas adoptadas, pero compartimos la visión de que Argentina necesita un cambio profundo de paradigma en cómo se deben manejar los destinos de los recursos de los ciudadanos y, sobre todas las cosas, debemos acordar entre todos, ciertos preceptos básicos respecto al país que queremos.

Respeto por la institucionalidad. División de poderes, reconocimiento hacia los diferentes partidos políticos que conforman la vida social argentina y hacia las instituciones que representan la vida social y económica de cualquier sociedad, son elementos fundamentales para todo sistema que se precie de ser democrático.

“Si logramos esto, Argentina tendrá un fructífero camino hacia el futuro, sino, volveremos a los errores y padecimientos del pasado”.

En el ámbito provincial, también hubo modificaciones respecto a quienes conducen los destinos de nuestra querida Santa Fe, si bien es cierto que el partido gobernante posee el mismo signo político.

De las propuestas elaboradas en campaña y de las primeras medidas de gobierno de Miguel Lifschitz, se desprende que hay prioridades diferentes a la hora de asignar los recursos presupuestarios de la provincia.

Luego de 2 gobiernos del Frente Progresista, Hermes Binner y Antonio Bonfatti, fundamentados en la necesidad de atender los bienes públicos básicos que toda sociedad necesita, hablamos de agua, salud, educación; este gobierno establece como prioridades a la infraestructura básica y a la producción.

Bienvenido sea, es lo que permanentemente venimos pregonando desde este gobierno municipal. No hay posibilidad de desarrollo de una comunidad si no se sientan las bases para un desarrollo económico a través de la creación y el fortalecimiento de emprendimientos que generen riqueza y mano de obra para nuestros ciudadanos.

A nivel local y por decisión de los ciudadanos de Avellaneda, daremos continuidad a una forma y un estilo de llevar adelante los destinos de una comunidad. Sostenemos preceptos básicos, los cuales son la base fundamental que nos impulsan a seguir trabajando para esta hermosa ciudad de Avellaneda y proyectamos, al mismo tiempo, incorporar acciones modernas e innovativas, en consonancia con las nuevas demandas de la sociedad.

Lo que se mantiene: transparencia, honestidad en el manejo de los recursos públicos. El respeto a la diversidad de opiniones y por las instituciones que conforman la vida social y económica de nuestra comunidad, la obra pública en consonancia con el desarrollo urbanístico de Avellaneda, la calidad de nuestros servicios públicos, ratificando nuestro compromiso con un mayor respeto por el medio ambiente, el apoyo a la educación, la producción y al desarrollo social, capaz de brindaros una comunidad cada vez más integrada.

Más allá de esto, no podemos desconocer que iniciamos un nuevo período de gobierno y con él, llegan nuevos sueños, ideas y proyectos que trabajaremos incansablemente para hacerlos realidad en el transcurso de estos 4 años. Estamos convencidos que si fuimos capaces de soñarlos y proyectarlos, tendremos la fuerza y capacidad necesaria para plasmarlos en realidades tangibles y concretas. Así también lo ha entendido la ciudadanía y a ellos nos debemos todos los que ejercemos cargos públicos en esta ciudad.