La OMS admite que la primera vacuna contra el zika recién estará lista en 2019

Zika
Zika

Si bien un perfil de antídoto contra el virus podría diseñarse de aquí a mayo, los expertos brasileños creen que el primer tratamiento eficaz no podrá ser desarrollado en menos de tres años

“Quizás en tres años tengamos una vacuna. Tres años, siendo optimista”, declaró a los medios de comunicación en Ginebra el profesor Jorge Kalil, director del instituto de investigación brasileño de Butantán.

“Se necesitará probablemente un año para realizar las primeras pruebas clínicas. Después, veremos…”, aseguró por su parte la directora adjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie-Paule Kieny. “Por lo tanto, es posible que las vacunas lleguen demasiado tarde para (frenar) la epidemia actual en América Latina”, añadió.

Científicos y representantes de los países afectados por el virus se han reunido desde el lunes en Ginebra para discutir sobre el estado actual de la investigación.

Los expertos decidieron continuar la investigación sobre tres ejes prioritarios: desarrollar pruebas para otros virus vinculados con el zika (como el dengue y el chikungunya); vacunas inactivadas para las mujeres en edad de procrear; y herramientas innovadoras para la lucha contra los mosquitos, indicó la OMS en un comunicado.

Concretamente, un perfil de vacuna debe establecerse de aquí a mayo y, además, antes de mediados de abril debe estar listo otro diseño de herramientas de diagnóstico.

Por otra parte, la próxima semana debe reunirse un comité de urgencia de la OMS para discutir diferentes medios para combatir la nocividad de los mosquitos, como los insecticidas o la introducción de mosquitos irradiados o genéticamente modificados.

Transmitido por un mosquito del tipo Aedes aegypti y responsable de una gran epidemia en América Latina, el virus del zika provoca, en la mayoría de los casos, síntomas gripales benignos (fiebre, dolor de cabeza, agujetas).

En Brasil, las autoridades establecieron que centenares de bebés cuyas madres estaban infectadas por el virus sufrían de microcefalia, una malformación grave e irreversible que se caracteriza por un tamaño anormalmente pequeño del cráneo.

La OMS aconsejó el martes a las mujeres embarazadas no viajar a las zonas afectadas, a pesar de que el vínculo entre el zika y la microcefalia no ha sido aún comprobado científicamente, pero las informaciones sobre este virus son realmente “alarmantes”.

En la actualidad hay vacunas en estudio en al menos 18 laboratorios y agencias nacionales de investigación, según indicó este miércoles la OMS. Sin embargo, hasta ahora ninguna de estas vacunas ha sido probada en seres humanos.

Brasil es el país más afectado del mundo, con aproximadamente un millón y medio de casos desde 2015, seguido de lejos por Colombia.