El juez Rafecas rechazó reabrir la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner

daniel-rafecas

El juez federal Daniel Rafecas rechazó reabrir la causa por la denuncia que el fallecido fiscal Alberto Nisman presentó contra la ex presidente Cristina Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman y otros ex funcionarios y allegados al último gobierno.

El magistrado rechazó los planteos de dos fiscales para reabrir el expediente en base a nuevos elementos que entendían que podían ser útiles para la causa.

Rafecas no hizo lugar al pedido al sostener que la desestimación de la denuncia ya estaba firme, pues su decisión había sido confirmada por la Cámara Federal y por la Cámara Federal de Casación Penal a instancias del fiscal Javier De Luca. Por ende, la causa está cerrada.

Los fiscales Raúl Pleé y Carlos Stornelli le habían enviado a su par Gerardo Pollicita, quien tuvo a su cargo la denuncia de Nisman y que había requerido que se investigue, sendas notas con información. Pollicita le reenvió esos datos a Rafecas.

Pleé aportó la documentación de Cancillería sobre el pacto con Irán que constaba en la causa por el memorándum de entendimiento.

Por su parte, Stornelli entregó una nota del diario Clarín que daba cuenta del voto del juez de Casación Juan Carlos Gemignani en la causa del memorándum en el que el magistrado habría acusado a Cristina Kirchner de traición a la patria.

Nisman denunció el 14 de enero del año pasado a Cristina Kirchner y a Timerman por presunto encubrimiento de los iraníes acusados de atentar contra la AMIA. El fiscal había pedido sus indagatorias junto con la del diputado Andrés Larroque, el dirigente piquetero Luis D Elia, el líder de Quebracho, Fernando Esteche, el presunto espía Allan Bogado, el ex fiscal y juez Héctor Yrimia y el intermediario argentino con Irán Jorge Yussuf Khalil.

El fiscal basó su acusación en una serie de escuchas telefónicas que según su denuncia probarían que Argentina buscaba encubrir a los acusados y desviar de Irán la investigación y para eso firmó el memorándum.

Cuatro días después de presentar la denuncia, Nisman fue encontrado muerto en el baño de su departamento de Puerto Madero y todavía la justicia no determinó si fue un suicidio o un homicidio.

El fiscal Pollicita impulsó la investigación pero el juez Rafecas desestimó la denuncia por inexistencia de delito. Esa decisión fue confirmada por mayoría por la Cámara Federal y por el fiscal de Casación De Luca. Con esos fallos, Rafecas entiende que el expediente está cerrado.