Fiscalía de San Pablo denuncia a Lula por cuatro delitos

lula-da-silva-denunciado

El escándalo de corrupción en Brasil. Acusó al ex presidente, su esposa y a uno de sus hijos de estafa, falsedad ideológica, asociación ilícita y lavado

La Fiscalía de San pablo presentó una denuncia contra el ex presidente Lula da Silva por el caso de la controversia a raiz del departamento localizado en Guarujá que se le atribuye. Según el ministerio público paulista, hubo ocultación de patrimonio. También fueron incluidos en la acción su mujer Marisa Letícia y su hijo mayor Fabio Luis da Silva.

Para que el ex mandatario y su familia se conviertan en “reos” (es decir, formalmente acusados) en una acción penal es preciso que la justicia “acepte” la denuncia de la fiscalía paulista. Los delitos invocados son estafa, falsesad ideológica, asociación ilícita y lavado.

La presentación fue preparada por los fiscales Cassio Conserino, Fernando Henrique Moraes de Araújo y José Carlos Blat. Los tres convocaron para una conferencia de prensa que debe ocurrir hoy, donde según dijeron deben explicar lo hecho. Hasta anoche, sólo estaba la “pieza” con la que dieron entrada ante los estrados judiciales y que tuvo fuerte repercusión mediática.

Esto sucede a 48 horas de la marcha anti Dilma Rousseff preparada para el dia 13 de marzo y que debe tener como epicentro la avenida Paulista de esta capital. Según consigna el diario Estado de Sao Paulo, para la defensa del ex jefe de Estado “no hay ninguna novedad en la denuncia del Ministerio Público (paulista)”. Esta reveló también que la investigación de Conserino y sus otros dos colegas ya había sido revelado a la revista Veja, de la editorial Abril, el 22 de enero último.

Según los abogados de la defensa de Lula, Conserino “no es el fiscal natural del caso”. Advirtieron también que “Conserino prejuzgó antes de oír al ex-presidente. Dijeron también que Lula “presentó ante el fiscal documentos que prueban” que él no es el dueño ni de la quinta de Atibaia ni del tríplex de Guarujá.

Para los abogados defensores del ex mandatario “esa denuncia solo refuerza la necesidad de que la Corte Suprema evalué el recurso presentado (por la defensa) para que no exista duplicidad en las investigaciones de un mismo asunto”.

Ocurre que estas dos propiedades son escrutadas con lupa en las investigaciones desarrolladas por el grupo de tareas que comanda el juez de Paraná Sergio Moro a cargo del caso del lava jato o la red de coimas en Petrobras. Por eso mismo, para uno de los abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins, “esta acción confirma un conflicto de atribuciones entre el ministerio público estadual de San Pablo y el ministerio público federal de Curitiba. Ambos están investigando los mismos hechos”.

La fiscalía sostiene que Lula incurrió en delito de lavado de dinero y falsedad ideológica, al presuntamente ocultar la propiedad del inmueble de la playa, registrado a nombre de la constructora OAS, que edificó el predio donde se encuentra ese departamento. Según los fiscales, sus investigaciones habrían demostrado que la constructora en cuestión realizó reformas en la residencia de su propiedad al costa de 259.000 dólares.

Los trabajos arquitectónicos fueron realizados entre abril y junio de 2014, justamente cuando la causa de las coimas en Petrobras estaba en plena efervescencia. En gran medida debido a la inminencia de las elecciones presidenciales de octubre de ese año. Lula y su familia argumentan que había pensado en comprar el piso, en ese conjunto edilicio de lujo, pero luego desistieron. Sería altamente probable que esto haya ocurrido inclusive como una forma de evitar posteriores problemas.