Allanaron tres locales por juego ilegal en Avellaneda

allanamiento-juego-11-3-16

Tres kioscos de Avellaneda fueron allanados por la Policía de Investigaciones a cargo de Raimundo Martínez. Se trata de locales comerciales que realizaban apuestas ilegales pero al parecer contaban con la complicidad del poder policial hasta el momento, ya que mucha gente sabía lo que allí pasaba pero no había actuaciones.

Hay un claro cambio en las políticas de la Policía de Investigaciones para con el juego ilegal. Varios casinos allanados en Reconquista, aunque alguno de los allanamientos dio negativo y esto levantó algunas sospechas de que aún queda bastante por limpiar en el interior de la fuerza polciail, y otros allanamientos por juego ilegal en Avellaneda son la muestra palparia de que algo ha cambiado en nuestra región.

Visiblemente lo único que cambió es el jefe de la PDI de Reconquista, pero también hay algunos cambios en la visión políticas del tema. Además, las críticas recibidas por el Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro por parte de la prensa en su última visita al norte santafesino, lo pusieron en una situación muy incómoda.

“Una cosa es comerte un garrón por algo que haces mal vos, pero otra es morfartela porque los policías son corruptos”, dijo uno de los funcionarios que vehía como los medios golpeaban con dureza a Pullaro y lo dejaban contra las cuerdas y sin conseguir una respuesta a modo de reacción.

Hasta este momento la policía había expuesto siempre la excusa de que la justicia no les brindaba las órdenes de allanamiento para poder intervenir en los lugares de juego ilegal, pero las palabras del Fiscal Regional Eladio García la semana pasada generaron un verdadero revuelo en la fuerza y enorme presión sobre la policía.

“No necesitan denuncia para actuar ante el juego ilegal”, dijo García dejando expuestos a los policías de investigaciones que no actuaban con la excusa de “las manos atadas”.

Pullaro se indignó con lo ocurrido en Avellaneda y pidió a sus colaboradores tomar una drástica decisión para demostrar un cambio urgente en materia de juego ilegal. Si bien es cierto que se comenzaron a ver los cambios aún hay algunos que siguen siendo “intocables” por las autoridades y se espera que corran la misma suerte que los que fueron allanados en los últimos días.
También sería importante ver si luego de los allanamientos se avanza hacia la investigación patrimonial de los dueños de estos casinos ya que los costos de las computadoras secuestradas y el poco dinero que habitualmente se encuentra, y que jamás se comunica, no son mella para los banqueros que rápidamente mudan hacia otro local y montan la nueva estrucuta demostrando que no hay vocación de investigar la evasión y los delitos económicos.