Municipales aceptaron la conciliación obligatoria

municipales-paritarias-9-3-16

El Plenario de Secretarios Generales de los Sindicatos integrantes de FESTRAM, resolvió acatar la Conciliación Obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo, aunque condicionada a una gestión justa y equitativa de la cartera laboral.

Se aclaró que esta decisión es una muestra de la predisposición al diálogo para resolver la política salarial, más que una imposición legal de las autoridades, ya que se obvió evaluar los alcances jurídicos de la mencionada resolución ministerial.

El gremio solicitó que este nuevo ámbito de negociación se constituya de buena fe, evitando que se pretenda dilatar la resolución de un acuerdo salarial, abusando de los plazos extensos impuestos en la conciliación.

Asimismo, FESTRAM exigirá que el sector patronal y el Ministerio de Trabajo garanticen la igualdad de tratamiento frente al cumplimiento de la Ley, en consideración a la negativa del Intendente de las Rosas de acatar la Conciliación Obligatoria impuesta a ese Municipio y a la Federación, en el conflicto que afecta a los trabajadores de esa jurisdicción.

Movilización a la ciudad de Las Rosas

En otra instancia el Plenario, resolvió convocar a una movilización a la Municipalidad de Las Rosas en apoyo a los compañeros trabajadores que acataron la Conciliación Obligatoria y tuvieron que retornar a las medidas de fuerza, ante la intransigencia del Intendente Meyer a cumplir con la Ley 10.468. El Gobierno Municipal sufrió un revés, ya que la Justicia le rechazó una apelación que buscaba evitar el acatamiento a la mencionada Ley; como así también al intentar trasladar la conciliación al Ministerio de Trabajo de la Nación, ya que éste ratificó que los conflictos colectivos son abordados por las jurisdicciones provinciales.

La movilización se concretará el próximo miércoles 16 de marzo, a las 9 hs, oportunidad en que asistirán Delegados y Comisiones Directivas de todos los Sindicatos Municipales de la Provincia. De continuar esta situación se profundizarán las medidas de fuerza hasta que el Intendente Meyer cumpla con sus deberes de funcionario público, acatando la legislación que insiste en esquivar, poniendo en riesgo la paz social de la localidad y promoviendo la conflictividad laboral en toda la Provincia.