La ex pareja de Evo Morales dice que su hijo vive, el Gobierno la acusa de mentir

evo-morales

Gabriela Zapata denunció ante la ACNUDH que el Ejecutivo cuestiona la existencia del menor y que está “impedida” de hacer conocer la verdad

Un nuevo capítulo de la novela sobre el hijo del actual presidente de Bolivia, Evo Morales, se vio este jueves luego de hacerse pública la carta que la ex pareja del mandatario, Gabriela Zapata, le envió al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Denis Racicot.

“Acá se trata de la vida de mi hijo, de su nombre y su existencia que está siendo cuestionada, no quiero imaginar con qué fines”, escribió Zapata según publicó la agencia católica de noticias Fides.

“El señor presidente ha ordenado que en el tema que hace referencia al hijo que tenemos en común, tenga carácter de reservado, por tanto estoy impedida de que yo y mis familiares puedan demostrar y hacer conocer la verdad”, denunció.

Esta nueva versión se contradice a las declaraciones pasadas en las que aseguraba que el menor había fallecido hace varios años.

Es por ello que el Ministerio Público salió a cruzar a quien fuera novia del presidente de Bolivia al decir que “denuncia sin pruebas” al mandatario, y que ella nunca estuvo en el hospital de maternidad que declaró como lugar de nacimiento y que además tramitó un certificado de nacimiento, en el que figuraba Morales como papá, con un documento fraguado.

“Engañaron al presidente Evo, mintió Zapata a Evo”, indicó el vicepresidente Alvaro García.

Del mismo modo se refirió la ministra de Comunicación, Marianela Paco, quien fue crítica de Zapata: “Ha habido una mujer desalmada, mentirosa, que le ha mentido a nuestro presidente desde el primer momento”.

La ex pareja del mandatario se encuentra detenida desde hace un mes y está siendo investigada por enriquecimiento y legitimación de ganancias ilícitas, ya que habría sido beneficiada por el Estado con contratos por un total de 560 millones de dólares para diferentes obras, cuando se desempeñaba como gerente comercial de la empresa china CAMC.

A raíz de la novela que se generó alrededor de la supuesta muerte del menor, la Defensoría del Pueblo cuestionó el manejo de políticos y autoridades acerca de la situación de la mujer y del niño, y exigió que el asunto se ventile exclusivamente en el ámbito privado.