Pablo Farías: “Hay buen clima para la reforma constitucional”

farias-17-2-16

El ministro de Gobierno afirma que hay reclamos para avanzar en la temática. Satisfacción por el cierre de acuerdos paritarios con los diferentes sectores del Estado provincial e incluso los municipales.

El Litoral – Mañana de viernes en Santa Fe. Mucha lluvia y el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, recibe a El Litoral en el final de una semana en que prácticamente quedaron cerrados todos los acuerdos paritarios con los sectores del Estado provincial, negociaciones que siguió muy de cerca.

La conversación gira también sobre la postura de Santa Fe ante la reforma política que discute el gobierno nacional, ratificó la decisión de avanzar en una reforma constitucional en Santa Fe y bajó los decibeles a los ruidos que existen en el Frente Progresista desde que el radicalismo es parte de Cambiemos que hoy ejerce la presidencia de la Nación en la figura de Mauricio Macri.

-Esta semana enviaron los primeros mensajes de la gestión de Miguel Lifschitz a la Legislatura…

-Se está trabajando una serie de iniciativas importantes, especialmente en materia de seguridad y justicia. El mensaje enviado a la Legislatura de reforma a la ley policial responde a un trabajo que empezó el año pasado, pero que se puso de manifiesto en la última reunión de la Comisión de Seguridad que conforman los tres poderes a iniciativa del gobernador. Allí, el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, expuso la necesidad de esta reforma y el contenido. Se trabaja sobre el tema de disponibilidad, pases a disponibilidad, carpetas médicas del personal policial. Estamos tratando de que el sistema sea más transparente, que permita el respeto de los derechos laborales de todos los trabajadores policiales, pero que a su vez evite abusos que, lamentablemente, se han detectado. Ese es el primer proyecto. Desde el Ministerio de Justicia se están trabajando proyectos de reforma que se van a anunciar en los próximos días. de algunos se anticiparon ideas como ajustar el nuevo Código Procesal Penal de la provincia, ajustar la reforma que se viene implementando y que dio lugar a la creación del Ministerio Público de la Acusación, porque con más de dos años de aplicación tenemos la experiencia que nos permita hacer retoques que mejoren la prestación del sistema. Se va a trabajar sobre otros aspectos procesales y prácticas, porque se busca contribuir a mejorar el sistema de justicia.

-En reforma política, ¿van a esperar el devenir de proyectos nacionales o van a trabajar proyectos propios?

-Vamos a participar del avance de la reforma política, sobre todo de la reforma electoral a nivel nacional. Es importante avanzar en Boleta Única y al mismo tiempo se trabaja sobre voto electrónico. Vamos a colaborar, a tratar de buscar el mejor sistema y sobre todo poner en línea lo nacional con lo que hoy existe en la provincia. Hacia el interior del Frente Progresista y en diálogo con otras fuerzas, se está comenzando a trabajar un proyecto del diputado (Eduardo) Di Pollina sobre la implementación del voto electrónico. Es decir Boleta Única con mecanismos electrónicos en la votación. Esto exige debates internos más profundos y desde el Ministerio de Gobierno con la Secretaría de Tecnologías para la gestión estamos viendo cómo se podría implementar el sistema. ¿Tenemos capacidad de hacerlo?, ¿qué recursos implicaría?, ¿cómo podemos sustentarlo?, etc. Estamos en ese proceso de evaluación, consideración y de debate interno.

-¿La reforma implica cambiar el organismo que controla el comicio como el Tribunal Electoral o crear un fuero electoral?

-Hay propuestas sobre el tema. En principio creemos que la estructura del Tribunal Electoral no es tan necesaria modificarla, aunque sí fortalecer la Secretaría Electoral, el órgano administrativo del Poder Ejecutivo, y buscar allí una alternativa que le dé más fuerza, más trascendencia y que implique algún grado de consenso político para quien gestione el área.

-¿Este año se va a empezar a hablar de la reforma constitucional?

-Hay buen clima para la reforma constitucional en la provincia. Seguramente este año vamos a avanzar en encuentros técnicos de distintas vinculaciones políticas para empezar a discutir cuestiones puntuales del contenido que debiera tener la reforma. Somos optimistas de que en este período de gobierno se pueda finalmente reformar. Hay algunos sectores que la están demandando, casi con urgencia, como los presidentes comunales que tienen apenas dos años de mandato y que están en proceso electoral permanente. Exigen adecuar el período a cuatro años. Nos vamos a ir encontrando. Es importante tener algunos avances desde lo técnico de qué aspectos debería modificar la Carta Magna. Lo importante es que las distintas expresiones políticas de la provincia puedan aportar personas que puedan discutir técnicamente los primeros pasos de la reforma.

– Como ministro de Gobierno ha viajado ya varias veces a Buenos Aires. El gobierno nacional ha abierto el diálogo con las provincias. ¿Se ha concretado algo o es mucho ruido y pocas nueces?

-Hasta ahora el período del gobierno nacional ha sido bastante corto. Nos parece muy positiva la manifestación de intención de trabajar transparentemente y en forma federal con las provincias. Digo transparentemente porque hay un compromiso asumido ante los gobernadores por el ministro (Rogelio) Frigerio de brindar información de cómo van bajando los fondos a las distintas administraciones provinciales. Más allá de la coparticipación, hay mucho dinero, muchos recursos que el Estado nacional destina a provincias -generalmente de manera muy discrecional- y esto ha producido grandes injusticias, por ejemplo, en obra pública, donde la provincia de Santa Fe está largamente relegada. El compromiso de que todas las provincias puedan conocer la manera en que se distribuyen los recursos más allá de la coparticipación, es un gran avance. También hay manifestaciones -que para nosotros son importantes- sobre la voluntad de cumplir con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, no sólo en el reintegro del 15% sino la deuda. Tenemos muchas expectativas porque es un monto muy importante y que son las obras públicas que nos faltan. Hay manifestación positiva, todavía no concretada del gobierno nacional, estamos en nivel de insistencia sobre esto. Es importante definirlo porque sabemos que cuando uno lo aplica a obras públicas esto tiene su demora. En general sin que hasta ahora se pueda decir que se están materializando los compromisos, sí creo que Esta etapa es buena, Esta expresión de compromisos, de acuerdo entre Nación y provincia y esperamos que lo empiecen a materializar lo antes posible.

Ruidos en el Frente

Farías es el encargado de la cartera política del gobierno provincial y ésta fue su lectura sobre los ruidos que genera la postura de fuerzas del Frente Progresista que están en Cambiemos y otras que no lo están. “No es una situación nueva en el Frente Progresista. Ante distintas instancias electorales hemos tenido posiciones diferentes en los últimos años, y lo hemos podido procesar bien hacia adentro manteniendo unido al Frente Progresista, fortalecido, y esto nos permite seguir gobernando la provincia. Hacia futuro seguramente se van a presentar algunas tensiones, pero tenemos confianza en que todos vamos a coincidir en que es estratégico cuidar el Frente como expresión local, como herramienta política y como factor de cambio en la provincia. de esa lógica no vamos a salir. Podrá haber mayor o menor tensión, impacto o no en listas, pero no creo que ninguna de las fuerzas esté dispuesta a abandonar el Frente”.

Una trabajosa negociación salarial

-En sus primeros cien días, el gobierno ha podido cerrar los acuerdos paritarios de todo el Estado.

-Sí y los sueldos de este mes se liquidan con los aumentos acordados. Además y si bien no involucra directamente al gobierno provincial, también hubo acuerdo en la paritaria municipal donde tuvimos algún grado de protagonismo porque la Secretaría de Municipios y Comunas coordinó la mesa paritaria de intendentes y presidentes comunales por un lado y la Festram por el otro. En todos los casos se trató de mantener el mismo criterio, las mismas proporciones de aumento, lógicamente en el caso de docentes dio algunos puntos más, pero porque tuvieron un fuerte incremento del Fondo Nacional de Incentivo Docente. Nosotros quisimos que tuvieran un aumento importante los empleados de la administración central y eso se fue trasladando a casi todos los organismos. El mismo porcentaje fue al personal policial también en dos tramos empezando en marzo y terminando en julio.

-El ministro Prat Gay fijó una hipótesis de inflación anual del 25% pero el gobierno provincial terminó con una suba superior al 30%. ¿de dónde surge esa cifra?

-Todos esperamos que la inflación de 2016 sea del 25% o menos. Entre la inflación del año pasado y el comienzo de éste, hubo algunas subas importantes, una devaluación del peso que impactó en la composición de precios de productos que hace que en la proyección se instalaran estos valores como razonables para la actualización salarial. Es un aumento superior al 30% pero se totaliza en el mes de julio.

-La provincia está en condiciones de afrontar este aumento, sin dejar de lado infraestructura. El compromiso presupuestario es no utilizar los mayores recursos generados por el juicio ante la Corte para gastos corrientes.

-La ley del presupuesto dispone que no se pueden usar esos recursos para gastos corrientes. En todo momento de la negociación paritaria yo sostuve el gran esfuerzo en términos de las finanzas públicas, pero en todo este momento se cuidó de que no se afectara el presupuesto el resto de las prestaciones del Estado, fundamentalmente las prestaciones en inversión en bienes de capital, en obras públicas y sostenimiento de servicios.

-Es la primera provincia que en los primeros cien días de gestión logra tener cerrados los acuerdos con el sector público.

-El gobernador planteó de entrada la necesidad del gobierno de tener una previsibilidad en el año, como también un año de trabajo con cierta tranquilidad para los trabajadores y para el Ejecutivo. Cuando empezaron a discutirse las paritarias a nivel nacional y en otras provincias empezaron a aparecer alternativas que inclusive algunos gremios de la actividad privada están utilizando que es desdoblar la negociación. Por la experiencia de los últimos años, nos parece que desdoblar la negociación no es bueno, que introduce mucha incertidumbre, porque se arranca con porcentajes que no satisfacen al salario y queda una expectativa abierta que seguramente puede provocar conflictos a mitad de año. la directiva del gobernador fue clara de tratar de alcanzar acuerdos para todo el año y eso es lo que hemos hecho.