Abusó de una nena de 17 años pero no irá preso

injusticia-23-3-16

Un nuevo “arreglo judicial” que no convence a nadie, solo al acusado y al poder judicial. Una adolescente viajaba en un colectivo dormida, el abusador le metió el dedo en la vagina pero la justicia considera esto un delito menor y el condenado no quedará tras las rejas.

Jorge Armando Escobar tiene 46 años y fue encontrado culpable del delito de “abuso sexual” en perjuicio de una adolescente de 17 años. La justicia lo condenó a tres años de prisión de ejecución condicional y podrá seguir en libertad.

Escobar admitió su culpa y pidió llegar a un acuerdo con la justicia. El Fiscal Alejandro Rodriguez prefirió cerrar el caso beneficiando al acusado en lugar de ir a juicio oral y público y buscar una pena mayor. El juez Gonzalo Basualdo convalidó el acuerdo entre la defensa y el fiscal.

La fiscalía debería haber buscado una pena por el delito en el que estaba imputado el hombre que era abuso sexual gravemente ultrajante que tiene una condena mínima de 4 años pero esto alejaba el acuerdo y los fiscales necesitan cerrar causas y muchas veces las estadísticas perjudican a toda la sociedad, y este es otro de esos casos.

El ahora condenado es oriundo de Villa Guillermina y en la madrugada del 5 de enero del año pasado viajaba en colectivo hacia Buenos Aires donde estaba viviendo cuando le tocó sentarse junto a una adolescente de 17 años.

La menor estaba dormida cuando este decidió comenzar con un manoseo hasta llegar a meterle los dedos dentro de la vagina. Cuando esto ocurrió la adolescente se despertó e intentó quitarse al hombre de encima. Este reaccionó violentamente y la golpeó. La menor comenzó a gritar y un gendarme que justo viajaba en ese colectivo lo detuvo y lo entregó a la policía en Malabrigo.

La benevolente condena de la justicia local le permite a este hombre volver a caminar las calles con la única restricción de no acercarse a la víctima.