Macarrón, antes de ser indagado por el crimen de su esposa Nora Dalmasso: “Soy inocente”

macarron-dalmasso

Marcelo Macarrón (57) llegó está mañana a los tribunales de Río Cuarto para ser indagado por el crimen de su esposa, Nora Dalmasso (51), asesinada en noviembre de 2006 en su casa del barrio Villa Golf de esa localidad cordobesa.

“Soy inocente”, fueron las únicas palabras que pronunció el viudo al ingresar, vestido de traje y corbata y junto a sus abogados, por la entrada que da a la calle Dean Funes del edificio judicial situado en pleno centro de Río Cuarto, donde será indagado por el fiscal de la causa, Daniel Miralles.

Macarrón, con la defensa de los abogados Marcelo Brito y Gustavo Liebau, será indagado por el fiscal, quien el 18 de marzo último lo imputó como autor del “homicidio calificado por el vínculo” de Dalmasso.

El defensor Brito adelantó a la prensa local que el viudo no se va a negar a declarar ante el fiscal porque se considera “inocente” y reiteró sus críticas hacia la investigación.

El crimen de “Norita” fue descubierto el 26 noviembre de 2006, cuando la víctima fue encontrada estrangulada y semidesnuda en su casa del barrio residencial Villa Golf, en Río Cuarto, unos 225 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba.

A lo largo de la investigación se manejaron varias hipótesis: una apuntó a un crimen durante un juego erótico, otra a un estrangulamiento durante la consumación de una relación sexual y la tercera un homicidio cometido tras un abuso.

Los estudios forenses determinaron que la víctima, previo a su muerte, tuvo relaciones sexuales, aunque nunca se estableció si fueron consentidas o producto de una violación.

En 2011, el FBI remitió un informe final sobre los estudios de ADN y confirmó el hallazgo de al menos dos perfiles genéticos completos, los cuales no pertenecían a ninguno de los sospechosos que tuvo la causa, entre ellos el hijo de Dalmasso, Facundo Macarrón.