Reunión con Nación por el impacto de la tarifa energética en Santa Fe

El gobernador Miguel Lifschitz se reunirá con Juan José Aranguren para tratar de buscar una salida al efecto negativo del aumento. Industriales y comerciantes en crisis.

Tras el fuerte reclamo de la Asociación de Empresarios Hotelero Gastronómicos de Rosario (Aehgar) en torno al tarifazo en el suministro eléctrico, las autoridades del gobierno provincial lo sumaron a su preocupación en torno al abrupto aumento que provocó la quita de subsidios nacionales manifestado por otros sectores. Justamente, hoy por la tarde el gobernador Miguel Lifscthiz se reunirá con el ministro de Energía nacional, Juan José Aranguren, para abordar una salida al impacto negativo que provocó el tarifazo en la industria y el comercio santafesino.

Los hoteleros rosarinos consideraron que el traslado que la Empresa Provincial de la Energía (EPE) produjo a los clientes por la quita de los subsidios nacionales en la compra del flujo energético a las mayoristas fue el “golpe de gracia” para la actividad.

“Sufrimos la suba de costos impositivos y tarifarios de la provincia, medidas que expulsan a empresas del sector. La imagen turística está deteriorada y la inseguridad no ayuda”, resumieron los empresarios en un párrafo del duro comunicado de prensa.

Y tras calificar que los impuestos y tasas que se abonan resultan irracionales, estimaron los hoteleros para analizar que con un nivel de ocupación de la hotelería del 55 por ciento, sólo el costo de la energía eléctrica se lleva el 11 por ciento de los ingresos diarios brutos.

Las críticas se producen a pocas horas del encuentro entre Lifschitz y el ministro Aranguren y en el marco del malestar de varios sectores de la industria y el comercio por la transferencia a las boletas no residenciales del 350 por ciento de aumento que la mayorista Cammesa produjo ante la empresa energética santafesina luego de la quita de los subsidios.

Para el sector industrial el aumento pasó el kilovatio consumido de 80 a 760 pesos, un aumento que enciende todas las alertas.

Negativo

El temor es que en medio de un estancamiento de la actividad, y un contexto inflacionario la variable de ajuste empresario sean las fuentes de trabajo.

Por eso, y tras varios encuentros con las federaciones de industriales de la provincia, el gobernador junto al ministro de la Producción, Luis Contigiani, y la secretaría de Energía provincial, Verónica Geese, se encontrarán hoy a las 19.30 con Aranguren.

Allí se solicitará un programa gradual y financiado de los aumentos con el fin de evitar una profundización del impacto negativo que atraviesa gran parte del sector productivo y de servicios de la provincia.

“Al planteo de los industriales también se les agrega el reclamo de los comerciantes en donde el insumo eléctrico es una elemento fundamental”, indicó Geese en diálogo con La Capital.

La funcionaria adelantó que la provincia expresará su preocupación por el tarifazo pero también por los futuros aumentos energéticos previstos para mayo y junio entre los que se incluyen los del Gas (que podrían alcanzar el 200 por ciento).

“El tema central es que estos acomodamientos se deberían haber hecho en forma gradual. Y otro tema es cómo quedará la tarifa social para unos 133 mil usuarios de la provincia”, indicó la funcionaria.

Según datos del gobierno santafesino, la EPE mantiene su cuarto lugar entre las compañías con mayor costo en las boletas a sus clientes.

Otro punto a resolver con Aranguren son las cooperativas que subdistribuyen el flujo eléctrico en Santa Fe y que rondan unas 63 y representan el 25 por ciento del mapa energético provincial.

Mientras tanto en la Legislatura santafesina, el eco de la suba desproporcionada ya se hace sentir. La oposición al oficialismo impulsa la creación de un fondo de compensación y regulación de tarifas eléctricas por unos 2 mil millones de pesos, mientras que una parte del socialismo en Diputados propuso que se devengue de la deuda de Nación con Santa Fe por coparticipación.

Desde la Asociación Empresaria de Rosario, su titular Ricardo Diab, también se hizo eco del reclamo. “Esta semana que comienza tenemos previsto un encuentro con el ministro Contigiani para abordar la problemática del sector industrial y el comercio. El clamor de la mayoría es que se revea la medida y la forma de poder afrontarla en un esquema razonable y pagable”, resumió Diab.