El Senado aprobó la histórica ley para el pago a los fondos buitre

ley-pago-buitres-31-3-16

La Cámara de Senadores convirtió en ley el pago a los holdouts impulsado por el Poder Ejecutivo. La iniciativa deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares. La votación, tras una jornada intensa y un maratónico debate, fue de 54 votos a favor y 16 en contra.

El Senado Nacional convirtió en Ley este jueves a la madrugada el acuerdo para el pago a los fondos buitre que incluye la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y que autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares.

Tras más de trece horas de debate, la iniciativa obtuvo 54 votos a favor durante la votación en general, y 16 en contra. Asimismo, se rechazaron los cambios que un sector de la oposición intentó introducirle al proyecto del Ejecutivo.

El oficialismo sumó a sus 15 votos propios los del bonaerense Jaime Linares (GEN), los tres senadores del interbloque UNA, la salteña Cristina Fiore, el riojano Carlos Menem, los siete senadores del interbloque Federal y 26 de los 42 legisladores del PJ-FPV. Los 16 votos en contra fueron todos del ala kirchnerista más dura del bloque PJ-FPV.

Tras la aprobación en general, el Senado rechazó una propuesta de modificación hecha por los senadores peronistas de la provincia de San Luis para modificar la Ley de Administración Financiera para que el Poder Ejecutivo se vea obligado a pedir autorización al Congreso Nacional para tomar deuda, al tiempo que debe informar para qué utilizará ese dinero.

Las últimas horas del debate fueron seguidas por el ministro de Hacienda y Finanzas de la Nación, Alfonso Prat Gay, desde el Salón Eva Perón del Palacio Legislativo, contiguo al recinto de sesiones.

Tras más de trece horas de debate, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, hizo uso de la palabra minutos antes de que la vicepresidenta Gabriela Michetti dejara la conducción del debate ya que debe hacerse cargo del Poder Ejecutivo ante el viaje de Macri a los Estados Unidos.

“Argentina no puede pagar desde hace dos años al 93 por ciento de sus acreedores. Eso es porque hay un juez que nos dice que no se puede pagar a nadie”, recordó Pinedo.

Además, remarcó que la decisión de acordar con los holdouts abrió la posibilidad de levantar la medida cautelar que impedía los pagos.

“No vamos a votar a favor de los fondos buitre. Vamos a hacerlo por patriotismo. De buena fe, con convicción y honradez y porque creemos que es lo mejor para la Argentina”, afirmó.

Para el jefe del bloque radical, Angel Rozas, esta decisión “se asemeja a una política de Estado que empezó antes de 2005 cuando se decidió salir del default”. “Estamos tratando de resolver un problema crucial para la Argentina que se viene”, indicó el legislador chaqueño.

Por el ultrakirchnerismo, la senadora nacional del Frente para la Victoria por Santa Cruz, María Ester Labado, adelantó su rechazo al proyecto oficial. “No es el mejor acuerdo”, consideró la senadora, quien agregó que “lo que pase hoy en la Cámara alta va a repercutir en el pueblo argentino desde los más humildes hasta los más poderosos”.

En el mismo sentido, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Juan Manuel Abal Medina, planteó su “incertidumbre” sobre la “sustentabilidad jurídica del acuerdo” que propone el gobierno y expresó su “preocupación ante la posibilidad de llevar a la Argentina a un nuevo ciclo de sobre endeudamiento”.

Al contrario, su jefe de bloque, Miguel Angel Pichetto, aunque reconoció que la bancada que encabeza votó con “libertad individual”, calificó como “fundamental resolver esta cuestión que está pendiente”. “Si me preguntan qué es mejor, pagar o no, yo contesto que si no se arregla (con los holdouts) la litigiosidad va a aumentar de manera exponencial”, resaltó.

El justicialista puntano Adolfo Rodríguez Saá, quien votó a favor del proyecto, no obstante pidió el “nunca más del endeudamiento irresponsable” que “no es lo que nos ha propuesto el presidente Macri”.

“El endeudamiento nos puede conducir al éxito sólo si lo usamos para proyectos de infraestructura. Pero el endeudamiento por el endeudamiento mismo es un negocio para un pequeño grupo de privilegiados. Y no quiero que los únicos privilegiados sean los buitres”, sentenció.