“Las reformas al Código servirán para ir mejorando el servicio de justicia”

El ministro de Justicia de Santa Fe valoró los cambios en los procedimientos judiciales que propusieron hoy, junto al gobernador Miguel Lifschitz, y que elevarán a la Legislatura para su tratamiento.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, presentó junto al gobernador Miguel Lifschitz ante legisladores, funcionarios judiciales, profesionales del derecho y periodistas, las modificaciones a los códigos procesales civil y penal, y a la ley provincial de mediación y que se elevarán próximamente a la Legislatura para su tratamiento.

En declaraciones radiales, Silbertein señaló que se elevaron “una serie de medidas que tienen que ver con una metodología de este Ministerio para ir produciendo sucesivas reformas para ir mejorando el servicio de justicia de la provincia”.

Posteriormente en diálogo con el programa “Trascendental”, que se emite por La Ocho, Silberstein desglosó las reformas presentadas y sobre el particular señaló que “mandamos una serie de proyectos que no sólo tienen que ver con el Código Procesal Penal sino también con el Código Civil y Comercial. Son proyectos que se han venido charlando y consensuando con los operadores del sistema judicial, con jueces, con miembros del ministerio Público de la Acusación”.

“Uno de los puntos -amplió el funcionario provincial- es el establecimiento de pautas más rigurosas para los juicios abreviados, mayores facultades a los jueces para disponer prisiones preventivas, se obliga a la policía a detener en los casos de flagrancia, y se exime a los jueces de participar en un montón de audiencias realmente innecesarias para que puedan dedicar mayor cantidad de tiempo a las audiencias de los juicios orales. Es decir pretendemos que haya mayor cantidad de juicios orales en el nuevo sistema”. Silberstein amplió que “también se deroga la prohibición que había para los jueces y funcionarios del poder Judicial para poder ocupar los cargos de fiscal regional, que son cargos con plazos. Necesitamos que gente experimentada pueda ocupar los cargos de fiscal regional y de defensor. Lo que se ha demostrado es que mucha de esa gente capacitada ocupa el cargo de juez o de camarista”. “También hemos mandado un proyecto para que los cargos de jueces subrogantes puedan prorrogarse de manera de no generar más vacantes en el Poder Judicial”, desglosó el ministro.

En cuanto a las reformas propuestas para reformar el Código Civil, el titular del ministerio de Justicia y Derechos Humanos contó que “hemos incorporado una figura nueva en la República Argentina, que es la oferta razonable y que consiste en que si en un juicio hay una oferta razonable que no es aceptada por la contraparte, así se ganara el juicio, aquel que promoviera un juicio innecesario va a pagar las costas. Esto tiende a eliminar la judicialidad innecesaria, es decir que al Poder Judicial se debe recurrir cuando la situación lo amerite”. “También se simplificó el procedimiento de declaratoria de pobreza y los jueces van a tener menor cantidad de trabajo con estos expedientes. Esto va a simplificar el trabajo de los jueces con estos trámites. Al año en Rosario hay 1.500 causas al años”, detalló. El funcionario se refirió a la ley de decomiso “por la cual no sólo se sancionará la delincuencia con la privación de la libertad, sino también con el decomiso de los bienes utilizados para cometer delitos y con los bienes adquiridos con los fondos provenientes de los delitos”.

Acerca de si se pensaba en alguna medida para jueces que han incumplido con la ley, Silberstein señaló que “el tema de los jury de enjuiciamiento para los magistrados exige la reforma de la Constitución provincial. Es un tema de enorme complejidad, tenemos un sistema antiguo en ese sentido. Lo que sí hemos elaborado un reglamento para las sanciones de los fiscales, para el procedimiento de remoción de los mismos”.