Los documentos que Mauricio Macri le entregó a Elisa Carrió

carrio-papers

El Presidente le envió ayer a la diputada las presentaciones de Ganancias de Franco Macri que confirman su versión sobre la sociedad offshore que su familia había montado en Bahamas. Infobae accedió en exclusiva a las presentaciones fiscales

En sus declaraciones juradas, Franco Macri detalló impositivamente la empresa Fleg Trading desde 1998. Hasta el 2005 figuró en su declaración en el rubro “bienes en el exterior”, y con el valor aportado originalmente de 1.950 pesos. Los documentos, a los que accedió en exclusiva Infobae, fueron entregados ayer a la diputada Elisa Carrió en medio de la polémica por la aparición del nombre del presidente Mauricio Macri en la investigación conocida como “Panamá Papers”.

Los estudios que llevan la contabilidad del padre de Mauricio Macri recibieron la orden de buscar los papeles que demuestren lo que había informado el Gobierno el domingo por la tarde. Sin intender todavía la importancia de lo que estaban pidiendo, tuvieron que correr para encontrar papeles de dos décadas atrás. Lo lograron. Los pusieron en una carpeta, y se los llevaron a Carrió, que funciona hoy como una verdadera fiscal de Cambiemos. Son papeles privados, que no corresponde que el Gobierno de a conocer, y acompañan esta nota.

En diálogo con este medio, un abogado cercano al mundo de Macri desde su vida como empresario, no lo podía creer. La opinión pública estaba exaltada por una empresa offshore creada en la década de los 90, cuando no había empresario grande, incluso medio, que no tuviera una, sino varias de estas compañías en paraísos fiscales.

“Era lo habitual. Incluso los bancos oficiales como el Banco de la Nación o el Banco Provincia se ocupaban de organizarlo”, dijo. Pero el mundo de los negocios es minoría, y es la primera vez que un empresario llega a la Presidencia de la Nación en la Argentina.

En el Gobierno, lo que hubo desde el domingo al mediodía, cuando el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés) puso en línea la filtración de información más grande de la historia, con la información de 214.488 entidades offshore, entre ellas, la empresa de la que Macri era director, fue un verdadero choque de culturas.

El Presidente y los funcionarios habituados al mundo de los negocios no se inmutaron, pero en la vida real de los simples mortales, incluidos miembros de la misma mesa chica del Gobierno, la percepción fue -desde el comienzo- otra.

Mientras se buscaban los papeles que demuestren que Franco Macri había declarado Fleg Trading a la AFIP, se discutió largamente si correspondía o no dar una conferencia de prensa, como desde tantos medios se pidió, Infobae entre los primeros.

Se decidió organizar un plan de respuesta a la medida de la agenda oficial ya programada. Es decir, respetar el compromiso que se había tomado con dos medios cordobeses para el día anterior al viaje de Macri a Córdoba, y que sea el mismo el que responda sobre el tema. Luego, rezar para que se encuentren los papeles de la DDJJ para entregárselos a Lilita. Y, por último, concretar la conferencia de prensa que habitualmente se hace después de las reuniones de gabinete de los martes, para contestar las preguntas de la prensa sobre este tema, y cualquier otro.

Por último, se le pedirá a la Oficina Anticorrupción opinión sobre la necesidad de que sean declaradas empresas sobre las que no se obtuvieron ganancias, que seguramente le pedirá informes a la AFIP y a la UIF sobre el tema. Consultado un vocero oficial sobre la posibilidad de que aparezcan más empresas offshore a nombre de Macri respondió: “Lo que estamos totalmente seguros es que Mauricio Macri no tiene acciones ni dividendos en ninguna compañía offshore”.