Ricardo Olivera, flamante presidente del PJ santafesino

“Debemos ser la oposición inteligente”. El contador y varias veces legislador provincial desde San Justo, Ricardo Olivera, es el hombre que asumirá en mayo al frente del justicialismo santafesino con la misión de lograr la reunificación partidaria. “Todos tenemos algo para aportar en esta reconstrucción partidaria”, dice Olivera.

Tiene más de treinta años de actuación en el peronismo de la provincia de Santa Fe. Fue diputado y senador provincial y ocupó distintos cargos en administraciones peronistas. Y aunque es un tanto desconocido en el sur; su nombre es hoy sinónimo de unidad en el justicialismo. El contador Ricardo Olivera será aclamado como futuro presidente del Partido Justicialista de Santa Fe, el próximo 1º de junio, cuando venzan los mandatos actuales y luego de reunir el consenso de todos los sectores que han decidido eliminar cualquier posibilidad de ir a un proceso de elecciones internas que, muchos juzgan, hubiese debilitado aún más a esa fuerza política. En esta primera entrevista como futuro titular del PJ santafesino, Olivera lanza uno de los que serán sus ejes de trabajo: “Soy partidario de ejercer una oposición inteligente”, dice y que cree que el peronismo ingresa en una etapa que desembocará en la posibilidad de “constituirnos nuevamente como una oferta electoral atractiva para el electorado de nuestra provincia”.

“El justicialismo tiene un montón de identidades, vamos a tratar que se conjuguen en un proyecto común”, empezó diciendo Olivera a Rosario/12. “El partido tiene sus principios doctrinarios sobre los cuales no tenemos diferencias. Vamos a intentar que todas las fuerzas internas se sienten en una misma mesa. Quiero una conducción colegiada con varios sectores participando en la toma de decisiones”.

–Pero más allá de esa conducción colegiada muchos están buscando una voz que represente y hable por el peronismo en temas cruciales de la provincia…

–Bueno sí, la idea es tener ese perfil, pero también en alguna medida todos hemos ido opinando acerca de los temas que nos preocupan en la provincia. Lo hice cuando me tocó como diputado o senador provincial y muchos otros dirigentes que permanentemente hacen público el pensamiento del peronismo donde los toca actuar. Hemos tenido posiciones que de pronto no aparecen como una posición única, pero ahora la idea es tener un poco más centralizada una idea de lo que está pasando a nivel nacional, una mirada de lo provincial y tener tomada una posición para cada uno de los temas. Sobre todo en esto de ser oposición, yo siempre digo que más allá de ver si somos una oposición constructiva u obstruccionista, yo estoy convencido de que debemos ser una oposición inteligente. Donde tengamos una idea clara de cuál es el proyecto de país, de provincia que el justicialismo lleva adelante. Algo sobre lo que hay muchos más coincidencias que diferencias. Cuando nos juntamos los distintos dirigentes del PJ, nadie tiene dudas sobre cuál debe ser el rol del Estado para nosotros, el rol del mercado interno, la identidad cultural, la inclusión social.

–El PJ que viene en Santa Fe ¿será más o menos kirchnerista que el anterior?

–El peronismo santafesino tiene su identidad propia y todos los sectores están representados. Hay mucho respeto por todos los sectores y los distintos dirigentes con los que vamos a tener largas conversaciones acerca de las estrategias a seguir. No creo que surjan problemas relevantes entre los sectores que nos vamos a sentar a la misma mesa.

–En el verano, inmediatamente después del triunfo de Mauricio Macri, hubo como una suerte de récord de afiliaciones al PJ tanto en Rosario como en Santa Fe. ¿Cómo se va a contener a esos nuevos afiliados que en su mayoría han demostrado simpatía con el kirchnerismo?

–A este proceso que usted menciona lo tenemos muy en claro porque ha ocurrido en toda la provincia. Para nosotros es un buen síntoma, un dato auspicioso, sobre todo porque la mayoría de esa gente son jóvenes y esto nos va a permitir a nosotros ir planteando algunos esquemas de trabajo en el partido. Nosotros estamos planteando para la asunción de las autoridades partidarias, allá por el mes de mayo, ir generando áreas de trabajo. La idea es que el partido tenga posición con equipos que hablen de economía, que hablen de seguridad, que hablen de educación, que hablen de cultura; y un espacio de jóvenes y otro para la mujer que queremos ir consolidando en estas tareas que a veces nos olvidamos de hacer pero que la militancia lo requiere y necesita, que son esas jornadas de debate, trabajos intensivos sobre algún tema en particular, cursos de formación, congresos. Esta es la idea que estamos teniendo.

–¿En cuanto influyó para la unidad en Santa Fe el paso previo que dieron Daniel Scioli y José Luis Gioja a nivel nacional, que incluyó también la decisión de Guillermo Moreno y Gildo Insfrán de bajar sus postulaciones?

–Obviamente que fue una referencia y un marco importante. Pero yo diría que el proceso de unidad en Santa Fe viene de más larga data, es más antiguo. Esto se empezó a charlar allá por el mes de noviembre del año pasado con la intención de evitar una elección interna que, sabemos los que estamos en política, lo que esto significa. El desgaste, el despilfarro de dinero, las agresiones que por ahí se dan, etc. Por eso acá hubo un esfuerzo de todos, cada uno de los sectores fue haciendo su aporte, fueron resignando aspiraciones que eso es muy importante para la unidad. Por eso además de lo nacional, también se dio un proceso similar en Entre Ríos, también en Chaco y otras provincias. Para nosotros es un logro que nos permite concentrarnos en la elaboración de un proyecto político que nos permita ser una oferta electoral atractiva de dentro de cuatro años en Santa Fe.

–Da la impresión que los senadores provinciales tuvieron esta vez un rol clave para esta unidad provincial. ¿Se dio de esa manera?

–Sí, fue así. Los propios senadores fueron los que comenzaron a charlar con diputados, con los intendentes y jefes comunales de sus distintos territorios. Más allá de que por ahí quedan algunas cuestiones sin resolver, me da la sensación de que la mayoría del justicialismo va a estar contenido en este esquema que hemos alcanzado. Y yo que fui tres veces senador y soy una persona del interior provincial, sé lo que es trajinar el territorio.

–¿Ve al peronismo provincial con posibilidades de volver a encantar al electorado santafesino, después del escueto triunfo del socialismo sobre el PRO y tras la muy buena elección de Omar Perotti a gobernador?

–Esto que resolvieron los distintos referentes del peronismo en cuanto a la unidad, ayuda mucho. Esto nos va a permitir por lo menos zanjar diferencias alrededor de una mesa donde uno puede llegar a ser un buen intérprete de algunos principios que son comunes a todos. Y esto sin duda será una ventaja comparativa desde el punto de vista electoral en cuanto a la oferta que nosotros podemos hacerle al hombre independiente, al trabajador, al estudiante, a las mujeres. Ahora podemos empezar a construir una alternativa que va a ser mucho más fuerte porque nos va a tener a todos detrás de un mismo objetivo- concluyó.

FUENTE: Rosario12