Científicos argentinos hicieron un descubrimiento clave en el desarrollo embrionario

desarrollo-embrinonario

Identificaron el momento en que se produce la primera diferenciación entre las células del embrión. El hallazgo fue tapa de la revista Cell

Un grupo de científicos argentinos liderados por Valeria Levi, doctora en química e investigadora del Conicet; junto a un equipo en Singapur, dirigido por el biólogo argentino Nicolás Plachta, encontraron un momento clave en la división celular. Este hallazgo podría tener impacto en la medicina regenerativa y en las técnicas de fertilización. Además contribuiría a identificar trastornos en una etapa temprana del embarazo.

La primera instancia del desarrollo embrionario consiste en la fusión entre el óvulo y el espermatozoide. Luego llega el momento de división celular y hay un momento en que esas células empiezan a diferenciarse. El punto era identificar en qué instancia las células embrionarias comienzan ese proceso de diferenciación.

Científicos argentinos identificaron el momento en que se produce la primera diferenciación entre las células del embrión

“Sabemos que en el desarrollo embrionario, el prendido y apagado de determinados genes en cada célula define la función que tendrá la progenie”, explicó Levi, en un comunicado difundido por el Ministerio de Ciencia, Tecnología en Innovación Productiva de la Nación. En este sentido, se analizó la interacción con uno de esos factores de transcripción, el Sox2, a ciertos sitios en el ADN y se demostró que ya existen diferencias estructurales en la cromatina (conformada por ADN y proteínas asociadas) cuando el embrión está formado por apenas cuatro células. Y estas diferenciaciones determinarán qué destino y función tendrán esas células hijas, durante el desarrollo.

Este hallazgo desafía lo que se sabía hasta el momento en la materia. “El modelo clásico asevera que las células son idénticas hasta que perciben entornos distintos, situación que ocurre cuando el embrión tiene entre 16 y 32 células. En contraposición, se propuso que existen diferencias entre las células en estadios aún más tempranos y que éstas determinan distintos destinos para la progenie”, subrayó Levi.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron células in vivo de embriones de ratones, que son muy similares a los humanos. Emplearon técnicas avanzadas de microscopia de fluorescencia, que sirve para estudiar el movimiento de las proteínas en el interior de los núcleos celulares.

El equipo argentino dirigido por Levi está conformado por Juan F. Angiolini, Yanina D. Alvarez, Esteban Mocskos y Luciana Bruno. Ellos trabajaron junto con el equipo del doctor Nicolás Plachta, que está integrado por Melanie D. White, Gurpreet Kaur, Ziqing W. Zhao y Stephanie Bissiere. Levi y Plachta son docentes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires y forman parte del Programa RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.