“Pretender siempre una condena es una aberración al derecho”

El reconocido abogado Andres Ghio visitó días atrás los estudios del canal LTV para sentarse en la mesa de Cuarto Intermedio. Dicho letrado ha participado, como defensor, en 3 de los 4 juicios orales que se han llevado a cabo hasta el momento en la historia de la ciudad. Entre ellos, el último y más resonante, el patrocinio a Cristian Nóbile (condenado a 5 años y medio de prisión por denuncias ligadas a delitos sexuelales).

Rodrigo Corti
Semanario Reconquista

A continuación compartiremos un fragmento del interesante mano a mano que tuvo, el pasado miércoles, el penalista con el conductor del programa.

Rodrigo Corti: ¿Cuándo tenés un caso de la repercusión mediática que tuvo el de Cristian Nóbile, te decís en algún momento para qué agarré esto?
Andres Ghio: Yo hago mi trabajo. Trato de separar esas cuestiones. De hecho en el alegato final, he dicho que yo mismo tenía mis reservas en relación a determinadas cuestiones sobre mi defendido. Pero estoy en un proceso penal cumpliendo mi tarea. No es una charla de café sino un juicio donde el fiscal le pedía a Nóbile, nada más y nada menos, que la pena de 30 años de prisión. Y yo su absolución.

RC: ¿Entendés cuando se plantea el resultado de un juicio desde una lógica cuasi futbolera donde abogado defensor y fiscal se enfrentan y uno gana y el otro pierde?
AG: Es lamentable que eso suceda. En primer lugar, si vamos al caso, yo perdí porque pedí la absolución de mi defendido y fue condenado. Yo ya le he manifestado al Dr. Gerosa en otras audiencias que le tengo un profundo respeto intelectual y moral. Creo que es un abogado sagaz y perspicaz, trabaja con denodado esfuerzo y, sinceramente, no quiero tenerlo a Gerosa de Fiscal cuando actúo de defensor. Hace muy bien su trabajo y por eso me molestaron ciertas críticas o reproches que recibió como que tenía que dar la cara y explicarle a la sociedad. El hizo su trabajo y punto. Nadie es mago, trabaja con lo que tiene, con lo que nos dan los testigos y con lo que aportan las pruebas. Nadie le gana a nadie en un juicio, los jueces fallan según lo que ellos entienden.

RC: ¿Y por qué creés entonces que se plantea esto?
AG: Yo creo que gran responsabilidad de eso la tienen los medios de comunicación. Este nuevo sistema penal trajo transparencia y busca la publicidad de sus actos, por medio de la prensa. El tema que esa información debe llegar a la sociedad en forma objetiva y completa. Cuando el comunicador, parcializa la información o va mechándola con cuestiones personales, se van mal formando conceptos de un proceso penal. Y eso es complicado para la sociedad.

RC: ¿Vos pensás que muchas veces los medios juzgan un hecho antes que la misma Justicia?
AG: Si, entiendo que sí. Forman una opinión en la gente.

RC: ¿Es la primera vez que te toca participar de un caso (Nobile) en el que recibís tanta crítica?
AG: No. No es la primera vez.

RC: ¿Cómo ves que haya personas que crean que para ciertos acusados de cometer un delito, violación por ejemplo, no deban tener un abogado que los defienda?
AG: Hay un axioma en derecho penal que es tan certero como las matemáticas, que dice que es mejor dejar impune un delito que condenar a un inocente. Y eso, a cara descubierta, nadie lo puede refutar. Pero, a través de los medios de comunicación se crea un ánimo social que llega a la conclusión de que el juez penal esta para condenar. Entonces las condenas, dejan de tener un motivo en resultar ser responsables sino en haber sido acusados. Y pretender eso, pretender siempre una condena es una aberración al derecho. Ver condenar siempre a un juez no es lo correcto, eso no es derecho. No es justicia eso. Un juicio no es un adorno. Y es justamente donde los medios deberían hacer hincapié, y trasmitirlo en su totalidad. Y después, fuera del ámbito legal, la gente opinará según sus puntos de vista si entiende que la sentencia es justa o injusta.

RC: ¿Pero vos entendés que parte de la sociedad cree que es exigua la condena que recibió Nobile?
AG: Si, lo entiendo. Pero yo sigo sosteniendo que mi defendido es inocente. Y de hecho voy a apelar el fallo porque entiendo que Nobile no cometió los hechos que le atribuyeron.

RC: ¿Pueden llegar a influir en los fallos de los jueces o en las investigaciones de los fiscales, la presión de los medios de comunicación?
AG: No. Si te referís a acá en Reconquista, yo creo que no. Conociendo los jueces y fiscales que tenemos aquí, yo creo que no. Que exista la presión es una cosa pero que influya, no lo creo. Y te lo remarco con total sinceridad. En otros ámbitos, como el nacional, puede ser que si suceda.

RC: ¿Se puede armar todo para hacer un allanamiento y suspenderlo para otro momento, como sucedió esta semana con el caso del sacerdote Monzón? ¿Y dejando el lugar sin seguridad?
AG: Los allanamientos deben realizarse en un horario no nocturno, porque hay que conseguir los testigos y sobre todo porque la noche puede dar lugar a ciertas dudas sobre el accionar policial. Quizás en este caso no hubiera habido ningún error si se lo hubiera hecho desde un principio en la mañana del día siguiente.

RC: ¿Vos creés que la Justicia actúa de la misma manera ante Juan Pérez que ante alguien perteneciente al poder económico, político o eclesiástico, como en este caso?
AG: La detención del sacerdote me demuestra que sí. Por lo menos hasta hoy. El día de mañana veremos con mayor exactitud si estoy equivocado o no.

RC: Ya para el final, te llevo a algo de lo que se viene hablando en materia nacional a partir de Farinha y la figura de arrepentido. ¿Qué pensás al respecto?
AG: Yo entiendo que no existe esa figura para este caso. Concretamente porque los delitos que se están investigando no encuadran dentro de lo que marca la ley. Me parece un esperpento. Amén de que para mí, esa figura, es anticonstitucional porque te obliga a declarar en tu contra y porque no garantiza ningún grado de verosimilitud.