“Necesitamos ayuda en mayor escala y velocidad”

lifschitz-emergencia-27-4-16

El gobernador convocó en Rosario a los diputados y senadores nacionales que representan a la provincia para evaluar el impacto de las lluvias. En la tarde de este viernes es recibido por el presidente Mauricio Macri.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, convocó este viernes a los diputados y senadores nacionales que representan a la provincia para evaluar el impacto de la emergencia climática en todo el territorio, las necesidades de cada región y las medidas implementadas por el gobierno santafesino, así como los requerimientos que se plantearán a la Nación en el marco de la reunión convocada para esta tarde por el presidente Mauricio Macri en Buenos Aires.

“Queremos que el gobierno nacional tenga la dimensión exacta de la situación de Santa Fe. Rápidamente hay que brindar apoyo y auxilio a los sectores más comprometidos y a los productores más pequeños. No le podemos decir al tambero que perdió su producción y está al borde del quebranto, o a productores que tienen el campo tapado de agua que tienen que esperar al segundo semestre. Necesitamos mayor escala y velocidad”, enfatizó Lifschitz al término de la reunión en la sede de Gobierno de Rosario.

“La situación de Santa Fe es distinta a la de otras provincias cuya afectación tiene que ver con las poblaciones evacuadas o sectores de escasos recursos que han sido afectados por la crecida de los ríos”, diferenció el gobernador.

“En el caso de nuestra provincia, esa situación no es tan grave en lo cuantitativo ya que tenemos 2.500 evacuados en total; pero sí tiene que ver con el impacto en el entramado productivo de todo el territorio provincial que tiene un impacto directo en lo inmediato, pero también tendrá consecuencias en los próximos meses y el año que viene inclusive”, advirtió.

El gobernador adelantó que esta tarde en la reunión convocada por el presidente de la Nación, junto con otros gobernadores, planteará “la necesidad de una respuesta tanto para los productores como los pequeños y medianos empresarios de toda la provincia; las comunas, los municipios y la propia provincia, para recuperarnos en los próximos meses”.

En cuanto a la respuesta específica que se requerirá a la Nación, indicó: “Por un lado, ayuda directa a través de subsidios a pequeños productores de distintos sectores de las economías regionales que han sido tremendamente afectados, como la lechería, la producción de arroz, caña de azúcar y la horticultura; los cordones verdes de los departamentos La Capital, Rosario; el sector turístico de la costa hacia el norte y pequeños productores ganaderos”.

“También solicitaremos financiamiento a través del Banco Nación para productores sojeros del centro sur de la provincia para que puedan restablecer la cadena productiva y volver a sembrar”, añadió el gobernador, y remarcó: “Todavía no sabemos cuál va a ser el impacto definitivo porque recién en los próximos días se podrá entrar en los campos y saber cuánto grano se puede levantar y cuanto se va a perder. Ese impacto puede ser mayor de lo que estamos imaginando hoy y esto es lo que queremos trasladarle al presidente Macri”.

“A esto se suma el pedido de una solución para el tema de las tarifas eléctricas, que ya hicimos hace un tiempo, pero ahora se torna perentorio. También aportes directos para municipios y comunas para la recuperación de la infraestructura. En Santa Fe -detalló el gobernador- tenemos 100 mil kilómetros de caminos rurales. Más de la mitad está destruida porque estuvieron o están todavía bajo el agua. Además, hay puentes rotos y recuperar toda esa infraestructura demanda miles de millones de pesos. La pérdida en la lechería se estima en 500 millones de pesos por mes y no sabemos a cuánto ascenderá en el sector de la soja”, enfatizó el gobernador.

Lifschitz recordó, además, que el gobierno provincial ya instrumentó medidas de apoyo -algunas en articulación con el gobierno central, como una línea de crédito del Nuevo Banco de Santa Fe por 300 millones de pesos con tasa del 19 por ciento (el interés total es del 29% pero se financiará un 5% desde la provincia y otro 5% desde la Nación); el subsidio a la leche durante abril y mayo (50 centavos por litro, de los que gobierno nacional aportará 40 y la provincia, 10). Asimismo, se anunció un fondo rotatorio para la producción de arroz y caña de azúcar; y los productores lecheros obtendrán un financiamiento para el pago del incremento de la tarifa de la luz para los próximos tres bimestres a tasa cero. En tanto, las usinas lácteas también contarán con el beneficio de poder prorratear el pago del aumento en seis meses sin interés.

Participaron del encuentro los diputados nacionales Hermes Binner, Mario Barletta, Marcos Cleri, Alicia Ciciliani, Silvina Frana, Lucila De Ponti, José Carlos Nuñez, Ana Copes, Lucas Incicco, Alejandro Ramos, Gisela Scaglia, Hugo Marcucci, Eduardo Seminara y Ricardo Spinozzi; y la senadora nacional María de Los Ángeles Sacnun.

“Celebramos esta reunión de trabajo conjunto convocada por el gobernador”, señaló Ciciliani. “En estas circunstancias extraordinarias tenemos que trabajar todos juntos sin distinción de partidos. Hemos asumido diferentes compromisos y estamos dispuestos a trabajar para tener las políticas públicas para mitigar la situación y para que la producción y el trabajo retomen rápidamente la normalidad”, añadió.

Acompañaron al gobernador los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías; de Desarrollo Social, Jorge Alvarez; de Infraestructura y Transporte, José Garibay; y de Producción, Luis Contigiani; y el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo.