Sancionaron a Gustavo Lorenzini por contar la realidad económica de la cooperativa

“No es conveniente mostrar las debilidades de la institución”, le dijeron y le aplicaron una suspención de tres días y la prohibición de hablar con la prensa.

El Consejo de Administración de la Cooperativa de Servicios Públicos de Reconquista sancionó al gerente de la institución por revelar datos de la realidad económica de la cooperativa en “La Grieta” (FM 94.5 Central).

La noticia generó enormes repercusiones porque la gran mayoría de los ciudadanos no estaba en conocimiento del estado financiero y económico de la cooperativa, pero al parecer a los directivos de la institución no les gustó que estos datos sean revelados.

“Si no aparece ayuda externa, la Cooperativa va derecho a estamparse contra una pared”, dijo Lorenzini y luego reveló datos hasta el momento desconocidos por toda la ciudad.

Hasta el momento el gerente de la cooperativa había sido la única referencia pública de la institución porque la mayoría de los miembros de la comisión directiva son desconocidos por los ciudadanos e incluso por la prensa de la ciudad.

Parte de la entrevista
El Gerente de la Cooperativa de Servicios Públicos de Reconquista, Gustavo Lorenzini, se mostró “muy preocupado” por la situación actual que atraviesa la cooperativa en materia económica y financiera.

“Hay que hacer una reingeniería económica para que esto comience a dar sus frutos”, remarcó Lorenzini y dejó abierta la posibilidad de que existan privados o que sea el estado quien se sume con dinero a la institución para poder salvarla.

“Lo que no gusta es que se cree una SAPEM porque tendría la mayoría accionaria y la cooperativa perdería el control del negocio”, expresó, haciendo referencia al debate que comenzó a darse nuevamente desde hace algunas semanas tras el pedido de informe económico que salió desde el concejo municipal por parte del concejal Gabriel Gasparutti y la intención del gobierno local de crear una Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM) para quedarse con el negocio junto a un empresario de la construcción.

“Seguramente fue un error haber tomado al microcentro como inicio del negocio, deberíamos haber comenzado en algún barrio para hacer una prueba”, remarcó Lorenzini y agregó que hoy “solo hay 200 personas conectadas a la red” y que necesitan 600 como mínimo para llegar al punto de equilibrio.

Hoy la cooperativa no logra pagar sus propios costos fijos porque recauda uno $15.000 por mes y necesita más de $17.000 solo por el alquiler de la planta de gas en Avellaneda.

“Hoy con lo que se cobra no estamos cerca ni de pagar los costos fijos, por eso hay que generar una reingeniería financiera que nos permita salvar los costos y comenzar a tener un negocio rentable. Es por eso que digo que si no viene plata de afuera, ya sea un privado que se sume con acciones o el estado, pero el gobierno con ayuda económica y no con buenas intenciones, acá hace falta plata, la cooperativa va derecho a estamparse contra una pared. Es duro, pero es la absoluta realidad”, relató Lorenzini.

Respecto de las necesidades que está pasando la cooperativa dijo que se están demorando los pagos a los empleados y que él ya no cobra el sueldo desde hace un tiempo.

“Vengo atrasando los pagos a los muchachos y eso no puede ser. Ellos ponen lo mejor pero si a vos te pagan un 10, 15, 18 o 20 vos empezás a trabajar a desgano y lo que hay en esos caños es un material peligroso, hace falta la máxima atención porque sino podría ser un peligro para todos. Yo no cobro sueldo desde hace unos meses pero por suerte yo tengo otros ingresos, pero ellos viven de esto y se les debe pagar como corresponde”, resaltó.

Lorenzini también dijo que esta dura situación financiera que hoy vive la cooperativa podría llevarlos “al punto de obra cero” para poder dejar de generar gastos que se transformarán, a la larga, en impagables.

De hecho el crédito de $600.000 que se tomó en Banco Nación está siendo afrontado por la Municipalidad de Reconquista que salió como garante porque la cooperativa ni siquiera pudo pagar una cuota desde el primer momento.