La lengua va al banquillo de las redes sociales

redes-sociales-1-5-16

¿Se escribe como se habla? A veces depende de la eficacia, como sucede en el caso de entornos virtuales como Facebook o Whatsapp. Un especialista de la UNL explica por qué muchas veces se condena el hecho de escribir sin tener en cuenta los estándares.

Una cosa es hablar y otra escribir, y más si se escribe en las redes sociales, donde muchas veces son condenados quienes lo hacen incorrectamente. Sin embargo, el contexto es importante, sobre todo cuando se privilegia la velocidad de la comunicación antes que la corrección.

Según contó Fabián Mónaco, director del Centro de Idiomas y docente de la Facultad de Humanidades y Ciencias (FHUC) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), todas las lenguas poseen una serie de reglas sintácticas y morfológicas que tienen que ver con su gramática. “Hay que establecer una diferenciación entre la lengua escrita y la oral. Ambas tienen gramáticas diferentes. En la lengua oral se producen muchas más elipsis o superposiciones, mientras que en la lengua escrita se nota mucho más toda la normativa de la lengua estándar”, expresó.

En este sentido, aclaró que “lengua estándar” es aquella que ha sido normativizada, que posee una serie de reglas ortográficas, la que todos aprendemos en la escuela. “Debe ser manejada por aquellos que tienen acceso a la educación, porque la función de la escuela es enseñar esa norma lingüística. El tema es que no en todos los contextos usaremos esa lengua. Si estamos en la cancha un domingo, nos expresaremos con cierto vocabulario y expresiones que no son las mismas que utilizamos en el caso de que debamos escribir un informe o redactar un trabajo para la escuela o en la universidad. La lengua se puede utilizar de distintas maneras en diferentes contextos”, continuó.

Representaciones

En las redes sociales que utilizadas hoy, sobre todo en Facebook, son muy criticados quienes comunican sus mensajes con términos que no corresponden a esa estandarización de la lengua: “Tiene que ver con las representaciones que existen en la sociedad respecto de la lengua, que aunque tienen ciertas limitaciones de algún modo no se ajustan a la realidad de las lenguas. Es algo que se da en todas las culturas. El hecho es que hay usos formales e informales”, consideró.

“Una persona que haya sido alfabetizada, escolarizada y que maneja la lengua estándar utilizará expresiones correctas. No es que, por ejemplo, ‘haya’ sea mejor que ‘haiga’, sino que se trata de que un término fue estandarizado y el otro no”, diferenció.

Rapidez versus corrección

Las diferentes formas de uso de la lengua se pueden observar en las redes sociales o en nuevos modos de comunicación. En el servicio de mensajería Whatsapp, por ejemplo, existe la necesidad de expresarse rápidamente: “Lo fundamental es poder intercambiar mensajes rápido y eficientemente. Es una escritura que no necesariamente debe ajustarse a la normativa ortográfica o gramatical, ya que el objetivo no es ese”, aclaró.

Sin embargo, Mónaco destacó que el parámetro que siempre se debe tener en cuenta es el del entendimiento: “La comunicación falla cuando se escribe rápido pero no se entiende. Pasa mucho entre los adolescentes, que son los expertos en crear sistemas y códigos de simplificación”, afirmó.

A la vez, expresó que no es un problema del español, sino de todos los idiomas, que tiene que ver con la característica de los medios y de los soportes en los que se desarrolla la comunicación.

La lengua normativizada, una necesidad

El especialista acotó que a pesar de los cambios de los últimos años, la lengua normativa, estándar, seguirá siendo una necesidad, aunque en ciertos contextos como los formales o educativos. “Cuando un estudiante debe dar un examen, realizar un monografía o hacer un trabajo de investigación deberá hacerlo de acuerdo a la normativa lingüística vigente en este momento histórico. Lo mismo deberá hacer alguien que tenga que presentar una solicitud de trabajo o que deba elevar una nota de índole jurídico”, ejemplificó.

Para Mónaco, es importante “saber adaptarse” a los distintos contextos comunicativos. “Que la comunicación por Whatsapp sea con abreviaturas, con elipsis y simplificaciones es algo que va en beneficio de la eficacia comunicativa, de la rapidez. No es censurable. Sin embargo, si la comunicación no se da, el medio no cumple su objetivo”, abundó.

¿Lengua o lenguaje?

Por último, Mónaco diferenció dos términos que muchas veces se usan indistintamente: “lengua” y “lenguaje”, conceptos teóricos que provienen del campo de la Lingüística y que son usados dentro de esa disciplina con distintas orientaciones. “Generalmente, ‘lengua’ está más asociado a un determinado idioma, mientras que ‘lenguaje’ es tomado como algo más general y abarcativo, como un sistema de comunicación. Es por eso que podemos hablar de lenguaje audiovisual, verbal o lingüístico”, finalizó.