Maduro ordenó “rebelión” si cae el gobierno y demora el trámite del revocatorio

maduro-020516

El presidente de Venezuela ordenó a sus seguidores que se declaren en “rebelión” si él fuera destituido “por una vía o por otra”, mientras el gobierno puso una nueva traba al trámite del referendo revocatorio de su mandato que impulsa la oposición.

Paralelamente, el ministro de Trabajo, Oswaldo Vera, coincidió involuntariamente con la oposición al admitir que el aumento del salario mínimo anunciado anoche por el jefe del Estado es “insuficiente”.

“Si la oligarquía algún día hiciera algo contra mí y lograra tomar este palacio por una vía o por otra, yo les ordeno a ustedes declararse en rebelión y declarar una huelga general indefinida”, dijo Maduro.

“Si quieren vivir en paz, prepárense para la guerra; si el pueblo ha enfrentado la guerra económica, qué nos puede costar enfrentar una más”, agregó al hablar ante una concentración de simpatizantes chavistas en los alrededores del palacio presidencial de Miraflores.

El mandatario sostuvo que “hay planes” para “acabar” con su vida y “para conjugar desórdenes y violencia”, e informó que había “varias decenas de detenidos” porque estaban “tomando las alturas de un edificio en la plaza” O’Leary.

A ese paseo del centro de Caracas iba a llegar la manifestación del chavismo por el Día del Trabajador pero se suspendió la marcha hasta allí a raíz de esas supuestas amenazas de personas en azoteas.

Durante los primeros tres años de su gobierno, que se cumplieron el 19 de abril pasado, Maduro realizó 105 denuncias de supuestas conspiraciones contra Venezuela, su gobierno y su vida, según contabilizó el diario El Nacional en un informe publicado dos días antes de ese aniversario.

Por otra parte, Maduro sostuvo que el referendo revocatorio de su mandato que impulsa la oposición “no es una obligación sino una opción” y advirtió que designó una comisión con el objeto de “revisar una por una todas las firmas y todas las listas” de ciudadanos que solicitan la consulta.

El gobernador de Miranda y ex candidato presidencial Henrique Capriles aseguró que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora ya comprobó más de 2,3 millones de firmas de ciudadanos que recibió para la primera fase del trámite del revocatorio, para la que se necesitan solo poco menos de 200.000 rúbricas.

Capriles recomendó hacer “caso omiso a las declaraciones de Maduro” y agregó que el Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene cinco días continuos para llamar a los ciudadanos a verificar las firmas.

Sin embargo, el CNE -controlado por el chavismo- resolvió que, por más que la MUD entregue inmediatamente las firmas requeridas para la primera fase del trámite, igualmente esperará el plazo máximo de 30 días para verificarlas.

“Se debe cumplir el lapso de 30 días fijado para la recolección de uno por ciento (del padrón electoral) de manifestaciones de voluntad para pasar a la fase de constatación”, advirtió una de las rectoras (directoras) del CNE, Tania D’Amelio, a través de Twitter.

La MUD denunció diversas maniobras del CNE para demorar el trámite con el objeto de que el revocatorio se realice después del 10 de enero de 2017, pues hasta esa fecha debe convocarse a elecciones en caso de que la Presidencia quede vacante y después de ella el vicepresidente ejecutivo debe completar el mandato hasta 2019.

En otro orden, Vera coincidió involuntariamente con Capriles en relación con el aumento de 30 por ciento del salario mínimo anunciado anoche por Maduro con motivo del Día del Trabajador.

“Esto significa un aumento de integral de 105 por ciento en relación con el salario de enero”, subrayó Maduro.

La tasa de inflación de 2015 fue de 180,9 por ciento, según el Banco Central de Venezuela (BCV), y la de este año está estimada en 1.600 por ciento por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en 2.000 por ciento por bancos privados venezolanos.

“Podemos seguir aumentando los salarios pero no hacemos nada si no logramos vencer la especulación, el acaparamiento, la guerra económica, que tienen una incidencia muy importante en la inflación”, dijo Vera al canal venezolano Telesur.

“Todos los aumentos de este señor son una burla; con la inflación disparada, hoy somos en toda América, después de Cuba, el país con el peor salario para sus trabajadores”, señaló Capriles.