¿Laura Fernández, la tercera en discordia entre Barbie Vélez y Fede Bal?

barbie-laurita-fede

Qué dijo la bailarina sobre los rumores que la vincularon como responsable de la ruptura entre la hija de Nazarena Vélez y el hijo de Carmen Barbieri

Barbie Vélez anunció en una entrevista con Gente el fin de su noviazgo con Fede Bal. La actriz confirmó los rumores de separación que empezaron a circular en los últimos días. En Intrusos, en tanto, contaron que había una versión que indicaba que la bailarina Laurita Fernández habría sido la tercera en discordia entre ellos.

Algunos testigos aseguran haber visto al hijo de Carmen Barbieri con la novia de Fede Hope a los besos en un boliche. Además, según trascendió la bailarina y el actor habrían tenido una noche de pasión en el departamento de ella.

Laurita le envió mensajes de audio a Mariana Calabró en los cuales explica que el fin de semana estuvo conversando en su departamento con Fede Bal sobre su separación de Barbie Vélez. “Fui siempre confidente de él y lo banqué como lo haría con cualquier otro compañero”, aclaró la pareja del productor de ShowMatch.

La bailarina se encargó de desmentir los trascendidos que la vinculaban con su ex compañero de Bailando 2015: “Todo el año pasado me cuidé de no estar metida en el medio de la relación ni en las peleas de ellos. Soy compañera y amiga de Fede. Hicimos toda la temporada. Hicimos la gira. Es una persona que yo quiero muchísimo. En el verano tuvo momentos muy difíciles, problemas personales muy grandes y yo soy su confidente. Yo escuché lo que él me contaba. Es un amigo, lo apoyé, lo banqué y lo volvería a hacer no una, sino cien veces más”

“El sábado fuimos a comer, fuimos a bailar, éramos cuatro personas en el boliche. Imaginate que con Fede pisamos el medio de la pista y nos pidieron fotos porque nos conocen. Bailamos, nos cagamos de risa, tiramos pasos. Me dijeron que había fotos, ¿qué fotos pueden haber? A lo sumo fotos hablando cerca. Toda una locura pensar que haya fotos mías besándome con Fede en el boliche”, detalló.

“El viernes no quería volver a su casa. Vino a mi casa, estuvo hasta que se hizo de día, charlamos un rato y se fue a lo del hermano. Me parece una locura que porque un amigo haya estado en casa se arme todo este rollo”, sentenció.