Dilma Rousseff fue destituida y hay caos en Brasil

dilma-12-5-16

Con 55 votos a favor, el Senado de Brasil dio luz verde a la apertura del impeachment y la mandataria, desplazada de su cargo por 180 días, será reemplazada por el vicepresidente Michel Temer. Temor general por la reacción de los mercados.

La presidente de Brasil fue desplazada de su cargo tras la votación del Senado que aprobó por amplia mayoría la apertura del juicio político, por lo que el vicepresidente Michel Temer la reemplazará interinamente por un plazo de hasta 180 días.

El inicio del impeachment ya había sido aprobado en abril por más de los dos tercios necesarios de la Cámara de Diputados (367 de 513 legisladores). Así, Dilma será investigada por el supuesto “crimen de responsabilidad” de realizar maniobras fiscales para ocultar el déficit de su gestión.

“Con mucha claridad, el impeachment no es la solución de los problemas de Brasil. Que nadie tenga ilusión, es el comienzo del comienzo”, dijo José Serra, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), durante su discurso en la cámara alta.

Mientras que el ex presidente Fernando Collor de Mello, que renunció en 1992 antes de someterse al juicio político, dijo: “Alerté sobre la posibilidad de sufrir un impeachment, pero no me escucharon”.

El oficialismo había intentado suspender el proceso con la presentación de un recurso ante el Supremo Tribunal Federal, pero la máxima corte decidió rechazarlo.

Dilma ha sido el blanco de masivas protestas en las calles de Brasil durante los últimos meses, en medio de la mayor recesión económica de las últimas décadas y del escándalo de corrupción más grande de la historia del país, por un esquema de sobornos de la estatal Petrobras. Aunque Rousseff no ha sido acusada formalmente por los desvíos de fondos, presidió el directorio de la compañía petrolera por varios años en los que se desarrollaron los delitos.

Temor en el mundo

La decisión de los legisladores de Brasil está siendo mirada por todo el mundo y hay temor por la reacción de los mercados económicos ya que Brasil es la séptima potencia económica mundial.

Brasil ya estaba atravesando una crisis importante por la recesión y el desempleo que aumentó escalonadamente en los últimos años.