Internaron a tres niños desnutridos en el Hospital Central de Reconquista

Una de las nenas, de 4 años, pesa menos de 10 kilos; la de 8 años pesa 15 kilos; y el de 9 años pesa 19 kilos. Deberían pesar el doble.

El Hospital de Reconquista junto al Nodo de Salud realizaron una conferencia de prensa para dar a conocer los detalles de la dramática historia que tiene como víctimas a tres niños de 4, 8 y 9 años y que pesan la mitad de lo que deberían para su edad.

El Jefe de Pediatría del Hospital Alejando Mansur destacó que “nos encontramos con pacientes sumamente desnutridos, con riesgo de vida y con un abandono familiar por completo”.

“Fue un momento muy triste, muy doloroso y estuvimos muy acongojados en la guardia”, dijo el médico que está ahora a cargo de recuperar a estos chicos. “Hoy los chicos no salen de su patología crónica, pero por lo menos están estabilizados. Estos chicos van a estar bien de su patología aguda, pero si los reinsertamos en la sociedad sin corregir su problema de base, estos chicos corren riesgo de morir todos. Y cuando digo todos, son estos tres más algunos que todavía están en la calle y en la familia, y que hay que encontrarlos y tomar una medida que ya excede a nuestro trabajo médico”.

El pediatra también relató el calvario que vivían estas criaturas porque “aparentemente había como una situación de cárcel” y que “la abuela los tenía presos dentro del domicilio”. Entre otras cosas “no los dejaban ir al colegio, y uno se daba cuenta porque no se los veía en la calle, no comían, no se bañaban, como que estaban escondidos, por eso no se destapó este problema anteriormente”.

Por su parte el titular del Nodo de Salud Raúl Medina reconoció que llegaron “tarde” para atender esta situación puntual, perjudicando así la salud de los chicos.

“Tenemos que velar y trabajar para que estos chicos salgan adelante lo más rápido posible y evaluar el trabajo conjunto y ver por qué nos demoramos tanto en tomar esta medida”, dijo Medina.

Medina también habló de los chicos que no están internados y aseguró que “están controlados” y que “ya han tenido algún control, inclusive en el hospital, y los otros van a ser visitados, aunque no se encuentran en la misma situación como los que están internados”.