La provincia duplicó los fondos de las raciones escolares

comedor-escolar-22-5-16

A partir de la decisión del gobernador Miguel Lifschitz, las raciones de comedores y copa de leche aumentarán un 60 % este año. Con una inversión mensual de $ 142.042.27, el servicio de comedor asciende a $ 19,07 y la copa de leche a $ 7,81 por ración.

El gobierno de Santa Fe elevó a 60 % el aumento en el rubro alimentos que compone la ración de comedores y copa de leche, es decir que duplicó el porcentaje estipulado de incremento para 2016. De esta manera, el monto destinado a la adquisición de insumos para la elaboración de la ración de comedores y copa de leche, alcanzará $ 9,44 y $ 3,30 respectivamente.

En Santa Fe, desde 2012 rige la ley provincial Nº 13.296, reglamentada por Decreto Nº 2108/13, que exige el aumento del valor de las raciones de comedores y copa de leche anualmente tomando como referencia el Índice de Precios al Consumidor. A pesar de la aplicación del porcentaje correspondiente de aumento año a año, el valor inicial de la ración -sobre el que impacta el incremento- requería una adecuación para atender la demanda alimentaria escolar.

Mensualmente, el Estado provincial invierte $ 142.042.279 para garantizar el acceso al servicio alimentario de niños y jóvenes en las escuelas santafesinas. El monto incluye el valor de compra de 415.159 raciones diarias de copa de leche y 168.496 raciones diarias de comedores escolares, sumado a $ 800.915,70 en concepto de transporte y $ 76.107.571 destinados a recursos humanos.

Es decir, la inversión provincial por el servicio alimentario, que incluye la adquisición, producción, distribución y servicio de comedores y copa de leche, alcanza $ 19,07 por cada ración completa de comedor escolar y $ 7,81 para la copa de leche.

Los servicios de copa de leche y comedor en Santa Fe se ofrecen en escuelas en situación de vulnerabilidad, así como también en las 235 escuelas con jornada ampliada, que reciben raciones para toda la matrícula escolar porque se trata de una cuestión pedagógica: el aprendizaje de la comensalidad en el acto de compartir los alimentos, como acontecimiento social.