Continúa en descenso el índice de mortalidad infantil en la provincia de Santa Fe

bebe-23-5-16

El ministro González señaló que “es el resultado de la acción conjunta entre trabajadores y autoridades sanitarias” y destacó la implementación de la política de Regionalización Perinatal reconocida por la Organización Panamericana de la Salud.

El ministro de Salud, Miguel González, confirmó que continúa en descenso en la provincia de Santa Fe “el índice de mortalidad infantil, como resultado de la acción conjunta entre trabajadores y autoridades sanitarias”, y destacó la implementación “de la política de Regionalización Perinatal reconocida por la Organización Panamericana de la Salud”.

En la provincia la tasa de mortalidad infantil es de 8 niños menores de un año por cada 1.000 nacidos vivos, de madres con domicilio en el territorio durante el 2015. Además, se logró disminuir la tasa de mortalidad materna (TMM) a la mitad de la tasa nacional, representando un número significativamente menor al de años anteriores.

Al respecto, González destacó el “compromiso de quienes intervienen en el proceso. Desde el Ministerio de Salud queremos reconocer el esfuerzo de todos los trabajadores en la línea de cuidado que va desde el control del embarazo, en el primer nivel de atención, hasta el parto”.

En este sentido, indicó que “los efectores de segundo y tercer nivel de atención y sus áreas de neonatología cumplen un rol fundamental en esta estrategia”, y subrayó que “la tarea de la Subsecretaría de Emergencia y Traslados es clave en el tránsito de las pacientes entre los distintos niveles de atención”.

Maternidades seguras
En este contexto, el titular de la cartera sanitaria hizo hincapié en la tarea de los centros del primer nivel y las maternidades que dependen de la Municipalidad de Rosario, que trabajan en red articulando con los hospitales provinciales en los embarazos de riesgo según su domicilio; y señaló que “a la estrategia de maternidades seguras se acoplaron los efectores de gestión privada en una actitud muy responsable, por lo que también valoramos el esfuerzo que realizan”.

El director provincial por la Salud de la Niñez, Adolescencia y Sexual y Reproductiva, Alberto Simioni, precisó al respecto que “los partos en la provincia son en el 98,8 % institucionalizados, sólo un 0,18 % ha sido en domicilio u otra institución no sanitaria, un indicador que ha ido mejorando progresivamente y que nos ubica en los mejores lugares del mundo”.

“En la Argentina, a diferencias de otros países, hacer un diagnóstico prenatal determina la complejidad del parto y, como consecuencia, el lugar de atención”, afirmó.

La política de Regionalización Perinatal consiste en que las mujeres y los niños por nacer puedan ser asistidos en las instituciones de mayor complejidad, denominadas “Maternidades Seguras”.

El objetivo es que la planificación familiar, el diagnóstico y control de un embarazo, la detección de embarazo de riesgo y el riesgo obstétrico, el control de un puerperio normal, y de un recién nacido sano, puedan ser brindados y garantizados lo más próximo al domicilio de los ciudadanos en el primer nivel de atención (en Centros de Atención Primaria de la Salud).

Asimismo, los partos de embarazos normales y a término, sin riesgo obstétrico, deben ser asistidos en el segundo nivel de atención, hospitales de mediana complejidad, cuando los efectores cumplan condiciones básicas de seguridad conocidas como Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales (Cone).

Desde la decisión de profundizar la política de descentralización en 2009 hasta la actualidad, se han ido desestimando los partos en localidades donde se producían pocos partos al año, para centralizarlos en instituciones en las que al menos se produzcan más de 100 al año, y que cumpla con las Cone.
Esta organización responde a la distribución geográfica, las condiciones de movilidad de los ciudadanos, cuestiones culturales, el vínculo con su comunidad, entre otras.

Es así que para el territorio provincial, actualmente existen 28 hospitales de 2° y 3° nivel de atención donde los partos se realizan en condiciones seguras.

Además, las instituciones sanitarias han sido categorizadas entre el 2009-2011, y tienen una distribución territorial estratégica, donde las Maternidades Categoría II, que es donde pueden realizarse partos normales a término de embarazos sin riesgo obstétricos, están más próximas a los Centros de Atención Primaria de la Salud y ubicadas en las cabeceras de las cinco regiones provinciales.

En las Maternidades Categoría IIIa pueden nacer niños prematuros hasta 32 Semanas de Edad Gestacional y con peso mayor a 1.500 gramos; y en el último escalón se ubican las Maternidades IIIb donde se concentra la mayor tecnología y experiencia de cuidados centralizados en dos hospitales de Alta Complejidad, uno en la ciudad de Santa Fe, para Centro-Norte y otro en el Gran Rosario para el Sur.

“Cuando evaluamos a través del tiempo los valores de un indicador, no sólo se reflejan los resultados vinculados directamente al proceso que se mide, sino a todo el Sistema Sanitario”, explicó Simioni.

“Al analizar los datos de mortalidad infantil, podemos mostrar una tendencia decreciente en los últimos 25 años, que se debe en gran parte a la profundización de la Política de Regionalización de la Atención Perinatal en todo el territorio”, finalizó.