Barletta deslizó que en 2017 ya no compartirían listas con el PS

El líder radical aclaró que el tema se discutirá internamente en su fuerza, pero advirtió que si compiten junto a Cambiemos, ello podría impactar en la integración del Frente Progresista de cara a los comicios provinciales de 2019. Habló sobre el futuro político de José Corral.

El diputado nacional Mario Barletta deslizó la posibilidad de que en las próximas elecciones legislativas nacionales, la UCR ya no comparta listas con el partido Socialista, tal como sucedió en los últimos comicios de 2015. La magra cosecha de votos que logró dicha coalición política en aquella contienda, y el vínculo cada vez más estrecho de los líderes del radicalismo santafesino con el gobierno nacional, comienzan a dibujar un escenario político que pondría en riesgo el futuro del Frente Progresista Cívico y Social en la provincia. Así lo admitió el propio Barletta en diálogo con el Litoral.

—¿Se repetirá en 2017 el escenario electoral de tener a la UCR junto al Socialismo, o su partido estaría compartiendo listas con el PRO?

—Es cierto que ya se está hablando de esto, pero lo que yo señalo es que no conviene adelantar definiciones porque estamos en un buen momento para los santafesinos en la provincia y en la ciudad. La cercanía con el gobierno nacional a partir de que la UCR participa en Cambiemos es buena, si la comparamos con doce años de una discriminación total. En la provincia, seguimos trabajando en equipo más allá de que en la Nación estemos con Cambiemos. Continuamos como gobierno y como Frente (Progresista) y esto fortalece la gestión. Por lo tanto, yo digo con felicidad que soy oficialista en la ciudad, la provincia y en la Nación. Ahora, comprendo claramente que esta situación va a llevar a un debate muy profundo pero que tampoco habría que traumatizarlo. Habrá que buscar una definición sobre todo por el lado del radicalismo, porque con esta dualidad, las últimas elecciones más o menos con alguna estrategia muy propia se pasaron, pero ahora en las legislativas, si bien en alguna otra oportunidad (2015) fuimos separados (de Cambiemos), si el 2017 es una antesala del 2019, ya las cosas no parece que pudieran suceder de esa manera.

—Entonces, ¿si en 2017 la UCR presenta listas con el PRO, en el 2019 es probable que el radicalismo ya no esté con el partido Socialista?

—Puede darse, sin lugar a dudas. El radicalismo ha tomado una decisión como partido en el orden nacional. Y a excepción de la provincia de Santa Fe, en el resto del país han dado cumplimiento a la decisión que tomó el partido. Es más, desde el orden nacional, para las últimas elecciones se dio como una suerte de autorización para que el radicalismo santafesino participe de una lista de legisladores nacionales, y fuimos allí como Frente Progresista. Encontramos esa estrategia de no referenciarnos en ningún candidato presidencial, pero la verdad es que no le fue bien a nadie. Tendremos que analizar esa experiencia para no repetir errores. Si eso lleva a esta división, lo definirá el radicalismo…

—Una definición que tendría implicancias también en Santa Fe en futuras elecciones provinciales, ¿no?
—Sin dudas. El escenario que se dibujaría sería diferente al de los últimos años.

—¿Con esta situación, el Frente Progresista tendría los años contados en la provincia?

—Bueno, yo no sería tan terminante. Siempre se puede convivir, aun estando en espacios separados. Lo que sí va a ser difícil es encontrar estrategias electorales comunes. Eso sí va a ser difícil.

—En este marco, también trascendió la posibilidad de que José Corral renuncie a la intendencia para ser candidato a diputado nacional por Cambiemos. ¿Se habló de eso?

—Todas las cosas se hablan en política. Pero es una decisión que tiene que tomar todo el radicalismo que acompañó a Cambiemos en el orden nacional, y es una decisión que tiene que tomar el propio José. No hay que acelerar tanto los tiempos. Hay que ver cómo está el escenario de las otras fuerzas políticas. Uno siempre sabe que las elecciones son una disputa en la que también cuenta qué estrategia se da el adversario, porque hay que garantizar la responsabilidad de seguir gobernando la ciudad… Todos esos temas se analizarán oportunamente.

El Litoral