La provincia trabaja en la atención integral de las víctimas de delitos y su entorno familiar

pullaro-29-5-16

Lo hace a través de un área de atención a la víctima que depende del Ministerio de Seguridad. Busca contener los efectos de la victimización a través del acompañamiento y el abordaje interdisciplinario ofreciendo seguridad, confianza y protección.

Desde el comienzo de la gestión del gobernador Miguel Lifschitz, se creó bajo la órbita del Ministerio de Seguridad la Dirección Provincial de Atención a Víctimas que trabaja en la contención, asesoramiento y asistencia psicológica y social a las víctimas de delitos y sus familiares. “Es muy importante el trabajo que se realiza desde esta dirección ya que se brinda asistencia a la víctima y a su entorno familiar. Es uno de los ejes de nuestra gestión y en ese sentido estamos trabajando para llevar asistencia a los santafesinos que se encuentran en una situación vulnerable y necesitan ayuda”, indicó el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Al frente de la dirección se encuentra Anahí Schibelbein y un equipo de 11 personas entre psicólogos y abogados en toda la provincia. Al momento, ya se llevan tratados 125 casos desde que se comenzó con la gestión, hace más de cinco meses. Los profesionales reciben los diferentes casos que requieren de atención y comienza un trabajo de estrecho vínculo con la víctima, de cercanía y acompañamiento. “Esta dirección busca que las víctimas reciban una atención especial y que se redimensione su posición como un sector altamente vulnerable”, sostuvo Anahí Schibelbein, la directora del área.

En este sentido, Schibelbein indicó: “A partir del 11 de diciembre apenas asumimos este desafío, el ministro Maximiliano Pullaro nos planteó ciertos objetivos para la Dirección Provincial de Atención a Víctimas, que tienen que ver con el acercamiento con los vecinos de las diferentes ciudades y pueblos de nuestra provincia, que atraviesan por ciertas circunstancias traumáticas, producto de la violencia y el delito, se los contiene a través de un abordaje interdisciplinario de las personas, asistiendo y atendiendo todos los reclamos y demandas que implican esas circunstancias, por lo cual hemos organizado y armado un dispositivo con diferentes profesionales, psicólogos y abogados que cuentan con los recursos necesarios para abordar todas las necesidades que van surgiendo durante el trayecto”.

La atención consiste en una serie de acciones relacionadas entre sí que se desarrollan secuencialmente, de manera integral y tienen por objetivo contener los efectos de la victimización a través del acompañamiento efectivo a la víctima, durante todas las etapas y momentos que ésta requiera, atendiendo oportunamente sus necesidades jurídicas, médicas, psicológicas y sociales y buscando su restablecimiento, ofreciéndole seguridad, confianza y protección.

La directora explicó que se brinda tres formas de asistencia, una a través de la asistencia jurídica, que se encarga de dar a conocer a la víctima de manera sencilla y accesible sus derechos. “Se les informa sobre los procedimientos que se deben seguir, se les da a conocer la forma legal de reclamar la reparación del daño, y se lo acompaña en la tramitación de denuncias”, aclaró, al tiempo que explicó que también se realiza un seguimiento del procedimiento judicial, el acompañamiento en juicios orales y la articulación con patrocinios jurídicos gratuitos o abogados particulares.

La segunda forma de asistencia es en el plano psicológico, donde se busca contener a la víctima y a su grupo familiar en situaciones de crisis. Sobre este aspecto, Schibelbein explicó que “se ofrece asistencia durante el transcurso de los procedimientos judiciales que requieran las causas, se elabora con la víctima los recursos que le permitan reposicionarse frente a las nuevas circunstancias en las que se encuentra y recomienda e implementa tratamientos en los casos en los que sea necesario. Además, en los casos que ameriten, derivamos el caso a la institución que correspondiera y se sigue el tratamiento”.

El último punto se completa con un trabajo de atención social que se realiza conjuntamente con la persona afectada y su grupo familiar. En este caso, la asistencia consiste en trabajar para encontrar posibles soluciones a los problemas sociales ocasionados por el delito. “En ese camino se busca fortalecer los vínculos de la víctima y su familia con el entorno social, a través de redes informales de sostén y ahondar sobre la dinámica familiar y el contexto en que se desenvuelve. El objetivo es siempre favorecer la reorganización de la víctima y su entorno frente al daño sufrido, y gestionar el acceso a los recursos disponibles, tanto estatales como no gubernamentales”, puntualizó la directora provincial.

Por último, desde el Ministerio de Seguridad indicaron que aquellas personas que deseen comunicarse con la Dirección Provincial de Atención a Víctimas pueden hacerlo al teléfono (0341) 4721829 internos 45835 o 45831.