Proponen ampliar las licencias por maternidad

licencia-maternidad

El proyecto fue presentado por la legisladora Silvia Simoncini. Abarcaría a trabajadores de los tres poderes del Estado provincial vinculadas al nacimiento, adopción o guarda de un hijo o hija, que puedan presentar o no discapacidades y/o necesidades especiales de cuidado por su condición de salud.

La legisladora provincial Silvia Simoncini propuso en la última sesión de la Cámara de Diputados ampliar los períodos de licencias especiales de los trabajadores y trabajadoras de los tres poderes del Estado provincial (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) vinculadas al nacimiento, adopción o guarda de un hijo o hija, que puedan presentar o no discapacidades y/o necesidades especiales de cuidado por su condición de salud.

Simoncini pidió establecer la extensión de las licencias por maternidad, paternidad y adopción en los siguientes plazos: licencia por maternidad, 180 días corridos; licencia por nacimiento, 14 días para la madre o padre según corresponda; licencia por nacimiento sin vida, 30 días para la madre a partir del día de parto y 5 para el padre o madre; licencia por adopción, 180 días para la madre y 14 para el padre. También prevé una ampliación del plazo establecido de 180 días, en 30 corridos por cada hijo o hija en los casos de maternidad o adopción de más de un niño o niña.

La norma contempla una licencia especial para las madres en casos de nacimiento o adopción de un niño con discapacidad y/o patologías que requieran cuidados especiales de atención de salud hasta el año de edad del hijo o hija o hasta cumplirse un año del otorgamiento de la guarda. En este tipo de casos, de producirse el fallecimiento o una situación de impedimento físico o psíquico de la madre, se le otorga la misma licencia antes mencionada al padre, o al tutor legal que quede a cargo del niño de no tenerlo.

“El presente proyecto de ley tiene el propósito de reconocer más derechos a más personas. A las madres, a los padres y a sus hijos, un período de licencia que permita desarrollar vínculos y alcanzar el pleno estado de salud”, expresó la diputada del Frente Justicialista Para la Victoria.

En ese sentido, destacó que “la población infantil debe tener máxima prioridad dentro de las políticas públicas de inclusión del gobierno provincial, por lo cual estas deben reflejarse en el cuidado de los niños y niñas desde el momento del inicio de la vida y garantizadas por el Estado mediante el desarrollo de los dispositivos y programas destinados a tal fin”.

“La salud de la madre, sus controles durante el embarazo, la atención del parto y del recién nacido durante los primeros días de vida son determinantes de su condición de salud, pero el vínculo parental y el apego son fundamentales en todos los casos, más aún en situaciones de especial vulnerabilidad y demanda de atención”, aseguró.

A su vez, destacó que “la licencia por paternidad brinda una gran oportunidad al padre para cuidar del recién nacido y acompañar a la madre en las muchas exigencias físicas y emocionales relacionadas con el parto y el cuidado del bebé. La ampliación de esta licencia refleja la evolución de las ideas sobre la paternidad así como la necesidad de que tanto los hombres como las mujeres puedan conciliar la vida laboral y la vida familiar”.