Preocupa a la provincia la caída de los recursos coparticipables

saglione-13-6-16

Entre enero y mayo, sin incluir Fondo Sojero ni fallo de la Corte, el dinero girado fue un 28% más que en igual período del año pasado. Pero ello implica 35 millones de pesos menos que lo presupuestado. Sólo en mayo, lo girado estuvo 540 millones por debajo de lo estimado.

El ministro de Economía de la provincia admitió que observan “con preocupación” la evolución de los recursos nacionales que llegan a Santa Fe. En diálogo con El Litoral, Gonzalo Saglione explicó que la desaceleración de la economía y las medidas tributarias adoptadas por el gobierno central comienzan a generar impacto en los ingresos.

Según precisó, entre enero y mayo de este año se registró un 28% de incremento de coparticipación federal respecto de igual período del año pasado, sin incluir Fondo Sojero ni los recursos provenientes del fallo de la Corte (por el 15% de retracción indebida). Pero esa variación implica estar “35 millones” por debajo de lo presupuestado. Y si se toma sólo el mes de mayo último, se evidencia un incremento del 18% respecto de igual período del año pasado, pero con dos agravantes: por un lado, que en dicho período, la inflación fue del orden del 30% con lo cual, “hay una caída de recursos en términos reales”; y en segundo término, que lo recaudado en mayo se ubica “540 millones por debajo de lo presupuestado, lo cual es muchísimo”, admitió Saglione. “Es cierto que mayo es fuerte en términos de Ganancias, pero si sigue esa tendencia, es para preocuparnos”, afirmó.

Según precisó, los ingresos propios más recursos nacionales en el período enero-mayo demuestran un 15% de crecimiento interanual, pero con un índice inflacionario también muy por encima de ese valor. “En todos los casos, el crecimiento está por debajo de los registros inflacionarios, lo cual significa que en términos reales los recursos están disminuyendo”, insistió.

—¿A qué se atribuye esa merma de recursos nacionales?
—Allí inciden básicamente dos elementos. Uno tiene que ver con la menor actividad económica, y el otro, con la política tributaria, porque todas las provincias están sintiendo las modificaciones en Ganancias. Y en el segundo semestre se va a sentir también el impacto del IVA social, que se aprobó esta semana. Pero para quedarnos en los primeros cinco meses impactó fuertemente la modificación del mínimo en Ganancias.

—¿Consideran que mayo es excepción o se mantendrá esa tendencia?
—Veremos… Tengamos presente que cuando hablamos de lo presupuestado no estamos incluyendo allí, por ejemplo, los recursos que se deben destinar a las políticas salariales acordadas a principios de año; eso hay que cubrirlo con recursos adicionales. Entonces, incluso estar en línea con lo presupuestado es un problema. Si uno mira los años anteriores, siempre estuvimos bastante por encima de lo estipulado en el presupuesto. No tenemos certezas de cómo seguirá esta evolución.

—¿En la recaudación de impuestos de emisión provincial no hay impacto?
—No todavía. Pero hay un delay entre los meses en que el clima (por la emergencia hídrica) afectó mucho a la región, y el momento en que eso se empiece a sentir en la recaudación. Hasta el momento no vemos una merma significativa en los recursos propios. Sí perdió impulso la comparación interanual pero nada más. Cuando uno analiza la comparación mes a mes, va notando cómo el crecimiento interanual va disminuyendo a medida que avanzan los meses, con lo cual se empieza a notar. Pero hoy a nosotros más que la recaudación propia, lo que nos está preocupando es el flujo de recursos provenientes de la coparticipación.

—¿No hubo caída en Ingresos Brutos?
—No, tengamos en cuenta que hay algunas modificaciones que se incorporaron en el presupuesto 2016 que nos están permitiendo atemperar el efecto de la retracción de la actividad económica, tanto por la emergencia hídrica como por las cuestiones macro que describíamos.