Caso López: el 63,5% de la gente cree que Cristina sabía

devido-cristina-lopez

La mayoría también opina que el acto de corrupción del ex segundo de De Vido está ligado a todo el kirchenismo.

¿Estaba al tanto Cristina Kirchner de los hechos de corrupción ligados a José López? La amplia mayoría de los argentinos sostiene que sí. En una encuesta que Management & Fit terminó de procesar hace dos días, el 63,5% se pronunció en este sentido, mientras que, por el contrario, casi un 21% opinó que la ex Presidenta no sabía lo que pasaba.

En la misma línea, el 59% de los consultados opinó que el escándalo del ex hombre de confianza de los Kirchner es un hecho de corrupción ligado a toda la gestión kirchnerista, mientras que el 20,5% cree que es un hecho de enriquecimiento ilícito vinculado sólo con López. También poco más del 11% de las personas respondieron que es una causa armada. Una de cada diez de quienes dieron esta última respuesta afirmaron haber votado al Frente para la Victoria, y el resto no recordó a quién voto.

Así, la encuesta es reveladora de la convicción amplia de que el escándalo de López no es el episodio aislado de un ex funcionario, como buscan transmitir figuras representativas del kirchnerismo que rápidamente le soltaron la mano y se desmarcaron de quien, desde 1993 cuando se hizo cargo del instituto de vivienda provincial de Santa Cruz, empezó a manejar temas de obras públicas para el entonces gobernador Néstor Kirchner. La ex Presidenta, de su parte, rompió el silencio el jueves con una carta en la que también buscódespegarse. Sostuvo que no fue ella la que le dio el dinero a López y le apuntó a la corrupción de los privados: “Quiero saber quiénes son los responsables de lo que pasó”, sostuvo.

Lo cierto es que el escándalo ha hecho que inevitablemente las miradas apunten hacia el hoy diputado nacional Julio de Vido, quien era el superior directo de López en el Ministerio de Planificación Federal, y hacia la propia ex Presidenta que lo tuvo como funcionario dilecto, aún luego de la muerte de Kirchner y hasta su despedida de la Casa Rosada, en diciembre de 2015. Además, era una certeza sobre el gobierno anterior que ella centralizaba todas las decisiones con amplio control de todo lo que sucedía a su alrededor, como antes pasaba con su esposo.

El monitoreo de opinión pública fue realizado por Management & FIT del 15 al 16 de junio en todo el país, tomando 1.200 casos de personas entre los 16 y los 70 años de edad.

Cuando se consultó si el escándalo López mancha a toda la dirigencia política, el 36% se pronunció afirmativamente en este sentido; pero casi el 49% de los encuestados afirmó que sólo mancha a la anterior gestión kirchnerista, y el 6,6% que sólo a José López.

Por otra parte, más del 54% opinó que el episodio refleja una realidad del funcionamiento del kirchnerismo; el 24,6% lo extendió a una realidad del funcionamiento político argentino, y sólo el 10% exculpó al kirchnerismo, al sostener que lo ocurrido con López se trata de una excepción dentro del anterior gobierno.

El sondeo buscó establecer también el grado de difusión del episodio entre los argentinos. Casi el 83% reconoció estar al tanto de los hechos de corrupción del ex funcionario atrapado cuando intentaba esconder millones de dólares dentro de un monasterio en General Rodríguez. Y sólo el 14,7% dijo que no sabía. Entre estos últimos fueron proporcionalmente más las personas de niveles educativos bajos y del noroeste argentino.