Murió un obrero de Vicentín

La justicia intenta determinar si se trató de un accidente laboral o algo diferente.

El Fiscal Aldo Gerosa ordenó la realización de una autopsia para poder determinar la causa de la muerte de un obrero de 33 años, identificado como Marcos Antonio Torres.

El hombre había dicho a sus compañeros que iría al baño pero no lo hizo y lo encontraron caído cerca de la caldera, aparentemente cayó desde unos cuatro metros de altura.

El fiscal tiene dudas sobre lo ocurrido porque entiende que son “sorprendentes” las lesiones que tiene por una caída desde esa altura. Tiene los brazos rotos pero también la cabeza destrozada. Gerosa destacó que desde la empresa le comentaron que era un “excelente trabajador” y que “nadie había notado nada raro en él”.

Todo ocurrió en los primeros mitos de este domingo 3 de julio.