Las infecciones por superbacterias serán la primera causa de muerte en 2050

superbacterias

Se denominó así a los microorganismos que han desarrollado una multirresistencia a los antibióticos que habitualmente se utilizan. Sólo en los hospitales argentinos, cada 10 mil pacientes, 9 son internados por este cuadro. Una experta analizó el tema para Infobae

El nombre parece de fantasía pero la ciencia es la que lo rubricó. Las ahora llamadas superbacterias son microorganismos que han desarrollado una multirresistencia a los antibióticos -incluso a los más potentes- que habitualmente se utilizan para el tratamiento de las infecciones que causan. Al respecto el servicio de antimicrobianos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr. Carlos G. Malbrán” (Anlis/Malbrán) realizó una medición de las superbacterias que resisten a los fármacos más potentes disponibles y que afectan a los pacientes en los hospitales de la Argentina. Sólo en la  Ciudad de Buenos Aires, la tasa asciende a 40 internados cada 10 mil habitantes.

“Argentina es el único país en América Latina que realizó el estudio sobre la resistencia a los antimicrobianos. Fue al seguir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud que elaboró una estrategia global para enfrentar el problema”, explicó el doctor Fernando Pasteran, del Departamento Antimicrobiano Anlis/Malbrán durante una jornada de capacitación para la prensa co-organizada por ANLIS/Malbrán y la Red Argentina de Periodismo Científico (RADPC).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) encendió la alarma con datos de 114 países -que presentó en Ginebra- a partir del primer relevamiento sobre la resistencia a los antibióticos a escala global. “Y la Argentina decidió realizar su propia investigación sobre un problema que presenta antecedentes desde 1989. En la misma línea, la Casa Blanca formó un equipo contra la lucha a la resistencia antibiótica”, detalló a Infobae Lilián Testón, médica infectóloga y coordinadora del Departamento de Epidemiología de Stamboulian Servicios de Salud.

Hasta el momento, varios países europeos reportaron el resultado del mismo estudio. En Italia, Grecia e Israel, se registró que 6 pacientes internados adquieren infecciones por superbacterias, de cada 10 mil habitantes. En España y Serbia, la cifra llegó a 5 pacientes por cada 10 mil y en Suecia, la tasa es de 0,5 paciente portador de superbacterias cada 10 mil habitantes.

“Hace 10 años se comenzó a detectar una resistencia a los antibióticos, de esta manera, se volvieron a utilizar antibióticos que se habían descartado para probar la sensibilidad en bacterias”, detalló Testón.

Según un estudio coordinado por la OMS, que concluyó el aumento de la resistencia a escala global, esta realidad afecta a muchos agentes infecciosos, aunque el informe se centra en un grupo de bacterias responsables de infecciones comunes como las urinarias, la septicemia, la diarrea, la neumonía y la gonorrea.

Además, se confirma la resistencia a los antibióticos carbapenémicos, último recurso terapéutico para infecciones potencialmente mortales por Klebsiella pneumoniae (bacteria intestinal común), que se extendió a todas las regiones.

Según el Center Disease Control (CDC), en los EEUU, 2 millones de personas contraen infecciones causadas por la resistencia a las drogas y de esas, 22 mil fallecen.

“En la Argentina, el trabajo se concentró en casos de pacientes internados en hospitales que adquirieron bacterias con la enzima carbapenemasa que resisten a los antibióticos más potentes”, aclaró Alejandra Corso, jefa del Servicio de Antimicrobianos.

Esta bacteria es una causa importante de infecciones que se contraen comúnmente en medios hospitalarios, como las septicemias y aquellas que sufren los recién nacidos y los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos.

“El estudio permite conocer la carga de enfermedad por el problema de la resistencia a los antibióticos y comparar con otros países. Se espera que otros países latinoamericanos usen esta nueva metodología. La diferencia en las tasas entre la Argentina y los países europeos se debe al modo de uso de los antibióticos que se consumen, y al control de infecciones en los hospitales”, puntualizó Corso.

Las principales causas que derivan de esta problemática -explicó Testón- son el uso indiscriminado de antibióticos de amplio espectro. Por otra parte, con el desarrollo de la ciencia aumenta la probabilidad de necesitar procedimientos más complejos en los hospitales, como diálisis, cirugías, quimioterapias y trasplantes. De esta manera, los pacientes requieren la prescripción de tratamiento de antibióticos y se aumenta la posibilidad de que adquiriera superbacterias.

Además hay que sumarle el abuso de antibióticos en el sector agropecuario (en aves, cerdos y cosechas), que aumenta las poblaciones de superbacterias, según Corso.

De esta manera, Testón destacó “la importancia en el desarrollo de nuevas moléculas para antibióticos o nuevos métodos de diagnóstico rápido” sin lo cual no habrá manera de combatir la resistencia microbiana.

Esta problemática preocupa a los especialistas a nivel global. En el mundo, mueren 700 mil personas por superbacterias, y según un estudio del economista Jim O’Neill para el gobierno británico, las infecciones por esta causa serán la primera causa de muerte en 2050, superando a enfermedades como el  cáncer. De esta manera, se estima que las víctimas fatales ascenderían a 10 millones para el mismo año.