Advierten que los jugos y las bebidas light elevan la obesidad abdominal y generan hipertensión

La investigación detectó que más de 5 vasos a la semana aumentan el riesgo de desarrollar síndrome metabólico

La obesidad abdominal, la hipertensión arterial, los niveles bajos de colesterol HDL (bueno) en sangre y los elevados niveles de triglicéridos y de glucosa son un factor de riesgo para la salud. La alimentación y la falta de ejercicio físico son el principal factor. Sin embargo, un reciente estudio advierte ahora que los jugos y las bebidas light juegan un papel clave.

Las personas que consumen más de cinco veces a la semana bebidas con alto contenido de azúcar o edulcorante, incluso si es un jugo natural o una bebida light, presentan entre 43 y 74 por ciento más de riesgo de desarrollar síndrome metabólico que aquellos que beben menos de un vaso.

El estudio de PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) con la participación de la Universidad Rovira i Virgili, de Italia, señala que en el caso de las azucaradas, su consumo frecuente incrementa en 9% el riesgo de sufrir hipertensión y también de presentar niveles bajos de colesterol bueno.

Respecto a los jugos de fruta naturales o envasados, su consumo frecuente también se asocia a un mayor riesgo de tener obesidad abdominal. En este caso, una señal para determinar quién lo padece es medir la circunferencia de la cintura. Según el National Cholesterol Education Program, 102 cm de perímetro de cintura-cadera es el recomendado para los hombres y 88 cm para las mujeres.

Los expertos explicaron que este tipo de bebidas tienen un bajo valor nutricional y aportan grandes cantidades de azúcares u otros edulcorantes, y su ingesta excesiva propicia el sobrepeso y la obesidad, así como la proliferación de diabetes, enfermedades cardiovasculares e, incluso, algunos tipos de cáncer. Por lo que recomiendan disminuir su consumo.

El síndrome metabólico es uno de los mayores problemas de sanidad pública. Las personas que lo padecen tienen un riesgo 3 veces mayor de sufrir un infarto de miocardio o un ACV y un riesgo 2 veces mayor de morir por esta causa, en comparación con las que no lo padecen.

Para el National Cholesterol Education Program una persona tiene Síndrome Metabólico cuando presenta simultáneamente 3 o más de los siguientes factores de riesgo cardiovascular:

  • Obesidad abdominal (Perímetro de cintura: 102 cm el hombre y 88 cm la mujer)
  • Triglicéridos en sangre 150 mg/dl.
  • Colesterol-HDL en sangre < 40 mg/dl en hombre y < 50 mg/ dl en la mujer
  • Hipertensión arterial 130/85 mmHg o estar en tratamiento hipotensor
  • Glucosa en sangre en ayunas (glicemia) 110 mg/dl.

Para la investigación se analizaron los datos de 1.868 participantes de entre 55 y 80 años sin síndrome metabólico al inicio del estudio, pero con un alto riesgo cardiovascular.




Más Información

El vendedor de autos Mauro Marega quedó en libertad porque el fiscal no modificó el texto criticado por la jueza

18 octubre, 2019

La Jueza Claudia Bressán  había criticado con durísimos términos el escrito presentado por el Fiscal Alejandro Rodríguez y le exigió que modifique la imputación porque entendía que estaba «mal hecha». El Fiscal se enojó y apeló la resolución pero a la vez pidió la prórroga de la prisión preventiva. Para sorpresa de la Jueza, Rodriguez no modificó el texto y volvió a enfrentarse frente a la magistrada con los mismos argumentos que habían sido rechazados hace nueve días.  Es así que la Dra. Claudia Bressán decidió rechazar los planteos de la fiscalía y aceptar los de la defensa que pedían Seguir Leyendo

#ValentinaNosDuele – El Estado aclaró que no pondrá pediatras en la guardia

18 octubre, 2019

En Conferencia de Prensa las autoridades provinciales y del Hospital Central de Reconquista aclararon que «hay un pediatra trabajando con los internados y está de guardia pero hay dos médicos generales en la guardia». «Hubo un error», dijeron las autoridades y culparon a los médicos de la guardia que «fallaron en el triage» y no lograron generar «la contención» para que el paciente no se vaya. Desmintieron a los padres de la nena y aseguraron que no esperaron tres horas sino una hora y media. «Lo corroboramos con las cámaras», de todos modos consideraron que «es una demora que no Seguir Leyendo