Radicales con los tapones de punta por el CIC de Lanceros del Sauce

Los radicales del Frente Progresista, Cívico y Social salieron con los tapones de punta por el abandono del edificio y la politización de las cooperativas, que generó la pérdida casi total de la obra.

cic-2-21-7-16

Hace un año Enrique Vallejos agradecía a la CNCT (Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo) su ayuda para recuperar Reconquista para el peronismo.

Esta semana el Bloque de concejales del FPCyS, recorrió las instalaciones del CIC de Lanceros del Sauce, obra que aún no se puso en funcionamiento, y se encontró con un edificio cada vez más vandalizado, destruido y en estado calamitoso.

Llama poderosamente la atención a los concejales del FPCyS que tiempo atrás el actual Intendente de Reconquista, Enrique Vallejos, hablaba de la importancia de recuperar las cooperativas para nuestra ciudad, pero que sin embargo, hoy Vallejos no quiere recibir y hacerse cargo de las obras que quedaron en Reconquista donde el CIC de Lanceros del Sauce es un claro ejemplo de la inacción. ¿Por qué cambió de opinión?

A raíz de esta situación, uno se puede retrotraer 12 meses y constatar que el 4 de agosto el ahora concejal Emilio Adobato hablaba de lo peligroso de politizar las cooperativas de trabajo.

Asimismo, el 18 de noviembre de 2015 el mismo edil escribió una carta a los vecinos donde reitera y refleja las declaraciones del actual Intendente Vallejos que agradece a la CNCT (Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo) por ayudar a recuperar Reconquista para el peronismo.

A continuación se transcribe la carta que, a pesar de ser escrita hace más de 8 meses, no pierde vigencia.

¿Reconquista recuperó la ciudad para las Cooperativas?

“Reconquista recuperó la ciudad para las Cooperativas dice un artículo de la revista “Caminos Cooperativos” en su edición Nº 4 de agosto de 2015, publicación que lleva adelante la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), donde el actual Concejal e Intendente Electo Enri Vallejos hace una serie de consideraciones.

Comienza agradeciendo a la CNCT por el apoyo recibido en la recuperación de Reconquista para el peronismo.

Luego la nota continúa diciendo que mientras Vallejos fue secretario de Desarrollo Social, se conformaron las primeras cooperativas para encarar obras en la ciudad y que el cambio de gestión en el año 2007, interrumpió ese camino, manifestando el Intendente Electo que “cuando ingresa la gestión radical lo primero que hace es tratar de desterrar el trabajo de las cooperativas, combatirlas porque venían de una gestión justicialista y respondían al gobierno nacional”.

Mucho se ha hablado sobre el tema, pero la verdad es que muy poco se sabe y lo cierto es que el relato dista bastante de la realidad.
Desde el inicio de nuestra gestión hemos convivido con las cooperativas a lo largo de todos estos años, donde cada uno cumplía un rol. Llevamos adelante jornadas, gestiones, proyectos, capacitaciones y obras. Pero por sobre todo, llevábamos la ilusión y el compromiso de lograr que las cooperativas sean una verdadera alternativa para la comunidad.

Sin embargo, la indiferencia de quienes podían tener más vinculaciones en el orden nacional, hizo que todo se haga cuesta arriba.

Debo decir, que llama poderosamente la atención las declaraciones del Intendente Electo Vallejos, puesto que, si realmente veía en las cooperativas de trabajo una verdadera alternativa, no se haya preocupado ni ocupado de ellas durante sus casi 8 años de Concejal, dejándolas libradas a su propio destino.

A pesar de todo, y a partir de una convocatoria hecha en el año 2012, donde todos los actores fuimos convocados por la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo, para que a través del dialogo los acuerdos de complementación y los consensos se puedan generar políticas de trabajo que redunden en más y mejores beneficios no solo para las cooperativas sino para toda la sociedad y, donde curiosamente una vez más, el gran ausente a la convocatoria fue el intendente electo Vallejos.

A partir de allí, los trabajos fueron varios y fructíferos, donde el esfuerzo compartido entre las cooperativas y el municipio comenzaron a dar sus resultados, e incluso hasta llegamos a ser ejemplo en el país, de cómo debían ser las relaciones entre Cooperativas y Municipio, según nos decían la propia gente de FECOTRA y la CNCT, hasta que, de manera intempestiva y casi grosera, irrumpió el por entonces Concejal Enri Vallejos, con grandes aspiraciones a la intendencia y con el supuesto consentimiento del orden nacional, sobre la Federación de Cooperativas de Trabajo de Reconquista donde su primer accionar estuvo dirigido a descabezar al titular de la Federación solo por su condición de no Peronista, logrando su cometido y poniendo allí uno afín.

Pero no terminaba ahí, debía comenzar con una etapa de adoctrinamiento, y contando con la nefasta colaboración de la Diputada Nacional Silvia Simoncini con discursos ligados a una etapa que todos creíamos superada, propios de la derecha más recalcitrante que tuvo este país, pudieron lograr su cometido: politizar las Cooperativas a tal punto de obligarlas a desandar la construcción de un camino conjunto con el municipio.
Es justo aclarar, que la mayoría de las Cooperativas no estaba de acuerdo con lo que sucedía, que no compartían la politización de las mismas y que les pesaba demasiado esa actitud de sometimiento que les hacían sentir con la presión de “o están con nosotros y defienden al gobierno y al modelo o se quedan en la calle sin nada”. De terror.

Hoy, vemos las consecuencias de esa politización, la falta de acompañamiento y de control hizo que, a pesar de haber recibido los fondos correspondientes, solo el 30% se haya ejecutado en su totalidad y sobre el 70% restante, el 40% se haya ejecutado parcialmente, dejándolo actualmente en estado total de abandono y el 60% restante ni siquiera se comenzó.

Un párrafo aparte merece el Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio Lanceros del Sauce que, ante la prohibición de acompañar en el control de la ejecución del mismo y haber decidido, caprichosamente, no entregarlo a las autoridades municipales para su puesta en funcionamiento, hoy se pueden observar serias anomalías constructivas, con un nivel avanzado de deterioro a los que hay que sumarle los daños producto del vandalismo.

Como siempre lo decimos, hoy lo repetimos una vez más. Fue, es y será un gravísimo error politizar la Federación de Cooperativas, pues esto no le permite cumplir con el rol que le asigna el Estado, que es fundamentalmente defender los intereses de sus cooperativas asociadas y sobre todo el espíritu con la cual fueron creadas y que le dan sentido a su existencia.

Más Información