Anuncian una cobertura nacional de salud para garantizar el acceso universal a los tratamientos

macri-020816

Centralizarán las historias clínicas y darán una credencial a cada ciudadano que permitirá comprar remedios con descuento. Se financiará con los $30.000 millones que se le debían a las Obras Sociales.

El presidente Mauricio Macri anunció una reforma del sistema de salud que implicará la implementación de una Cobertura Nacional de Salud para buscar el acceso de los ciudadanos a los centros de salud pública, un mecanismo para inyectar más fondos a los hospitales, el pago de deudas con las obras sociales sindicales y la creación de un organismo para evaluar los modos de atención a las diferentes enfermedades en todo el país.

En la Casa Rosada, y frente a una platea de sindicalistas, gobernadores y miembros de su gabinete, Macri anunció la Cobertura Nacional de Salud, que implementará el otorgamiento de una credencial por cada paciente del país, que permitirá acceder a las fichas médicas e historias clínicas de los pacientes que se atiendan en los hospitales públicos y brindará la posibilidad de acceder a descuentos en medicamentos.

Según fuentes de la Casa Rosada, Macri ordenó también repartir los 30.000 millones de pesos destinados al pago de tratamientos especiales que estaban congelados en una cuentas del Banco Nación y que venían reclamando desde hace años los sindicatos. Ese monto surge del aporte del 15% de los fondos para obras sociales de todos los empleados del país que va al Fondo Solidario de Redistribución (FSR).

En el Gobierno explicaban hoy que, de esos 30.000 pesos, 2.700 millones de pesos irán para las obras sociales sindicales y otros 4.500 millones para “un Fondo de Emergencia y Asistencia para brindar apoyo económico a obras sociales ante situaciones de epidemias, implementar campañas de prevención de enfermedades y adquirir o reparar centros de salud propios”.

A su vez, 14.000 millones de pesos restantes serán colocados en bonos del Tesoro Nacional, cuyos intereses serán integrados al FSR para financiar el pago de prestaciones médicas.

Por último, se destinarán 8.000 millones de pesos a fortalecer los hospitales públicos para que puedan hacer frente a los requerimientos de la Cobertura Universal de Salud.