Carlos Fabrissín confesó haber sido funcionario de Sambuelli en la dictadura

fabrissin-9-8-16

El ex intendente de la ciudad de Reconquista contó que fue director de Cultura de la Municipalidad cuando Sambuelli estaba a cargo del gobierno local. También confirmó que mucha gente le preguntaba por los secuestrados pero que “no era mucho lo que podía hacer”.

Se retomó la Causa Góngora-Nazatsky en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe y la declaración del ex intendente, que se realizó mediante videoconferencia, sorprendió a todos ya que jamás fue convocado como testigo en ninguna investigación que se realiza sobre las causas de Lesa Humanidad.

El ex presidente de la UCR en la provincia y ex diputado nacional Carlos Fabrissín sorprendió a la defensa -que lo convocó esta semana como testigo- ante el Tribunal Oral de Santa Fe, en el juicio por el operativo que borró la identidad del nieto 120, José Luis Maulin, en marzo de 1977. Porque ante preguntas de la querella, reconoció que fue funcionario de la dictadura cuatro años, entre 1976 y 1980; integró el gabinete municipal de uno de los imputados en la causa ya fallecido, el comodoro Danilo Sambuelli -cuando éste copó la Municipalidad de Reconquista al mando de soldados armados con fusiles tras el golpe del 24 de marzo y asumió como interventor militar-, dijo que familiares de perseguidos políticos le pidieron ayuda para conocer su destino, pero que por su “función” como director de Cultura del municipio era “poco lo que podía hacer” y tuvo “poco éxito” en “esa mediación”, como llamó a las supuestas gestiones.

Fabrissín y su hermana Ilda declararon el viernes por videoconferencia desde Reconquista, como testigos de la defensa de una de las imputadas en el juicio, la médica Elsa Nasatsky. Los dos hablaron bien de ella. Fabrissín recordó que la conocía desde hace “muchos años”, mientras que Ilda consideró a su ex compañera de colegio una “defensora de los derechos humanos” que “admiraba a Raúl Alfonsín”. Nasatsky no los escuchó porque no estuvo en la audiencia, pero la representó su abogado Roberto Busser, quien dijo en el debate que oficiaba como “vicario” de su defendida.

La otra imputada es Cecilia Góngora y el tercero era Sambuelli hasta su fallecimiento, en diciembre de 2014, cuando cumplía una condena a 21 años de prisión por secuestros, torturas y violación agravada. Sambuelli era el jefe del centro clandestino que operaba en la III Brigada Aérea de Reconquista y después del golpe asumió como interventor militar de la Municipalidad de Reconquista hasta el 25 de mayo de 1976, cuando lo reemplazó el empresario Omar Ovidio Dacci.

El Ministerio Público imputó a Góngora haber inscripto en el Registro Civil a José Luis -como hijo propio y de su esposo fallecido, Luis Angel Segretín- y a Nasatsky por que firmó el certificado falso que se utilizó en el trámite. Las dos mujeres ya reconocieron ante el Tribunal haber firmado esos documentos. Sambuelli estuvo procesado como autor mediato de la maniobra hasta su muerte.

La estrategia de la defensa de Nasatsky intenta desligarla de los cargos que pesan sobre ella y de cualquier vínculo con la dictadura y en esa línea convocó a los Fabrissin y a otros testigos que declararon en las últimas semanas.

Busser le preguntó a Fabrissín si había ejercido la “función pública”, a pesar de que su trayectoria es conocida: intendente de Reconquista en 1983, reelecto en 1987, diputado nacional, presidente de la UCR, funcionario de Fernando de la Rúa.

-Sí, fui intendente de Reconquista en 1983/87 y 1987/91- contestó el testigo. Y después, ante otros interrogantes, se detuvo en su buen concepto de Nasatsky.

El relato cambió cuando el abogado querellante Guillermo Munné le preguntó por su pasado.

-¿Usted fue director de Cultura de la Municipalidad de Reconquista?

-Sí- dijo Fabrissin. Y explicó que era un “cargo ad honorem”, que arrancó con los intendentes peronistas Carlos Castellani y Manuel Roselli, en el período 1973-76 y siguió con Dacci, ya después del golpe.

-¿Ocupó el cargo entre 1976 y 1980?

-Sí, efectivamente, renuncié en 1979 o 1980.

-¿Y el 24 de marzo de 1976, quién asumió la intendencia?

-Sambuelli, el interventor militar- respondió Fabrissi.

-¿Sambuelli?

-Sí, en un primer momento Sambuelli y luego vino un civil (que era Dacci).

Cuando Fabrissin admitió que había sido funcionario de Sambuelli, a Busser se le cambio el semblante, entre sorpresa y fastidio.

-¿Sabe qué responsabilidad tenía Sambuelli en la III Brigada Aerea de Reconquista?- insistió Munné.

-No conozco las funciones, no recuerdo el cargo. Se comentó que tenía que ver con Inteligencia- dijo Fabrissin. Y agregó: Sambuelli llegó a ser “interventor” del municipio porque tenía “una alta responsabilidad y confianza del gobierno nacional”, como llamó a la dictadura de Videla.

-¿Sabe si entre 1976 y 1977 se cometieron secuestros y otros crímenes?

-Sí, en varias oportunidades me hablaron si podía ayudar a conocer el destino de esas personas. Una vez, me habló un cardiólogo Cabral por su hermana (que era perseguida), pero por mi función en la Municipalidad de Reconquista era poco lo que podía hacer. Tuve poco éxito cuando se me pidió esa mediación- cerró Fabrissín. A su hermana Ilda, la abogada querellante Lucila Puyol también le preguntó si conocía a Sambuelli. “Si, de vista, no personalmente. Cumplía una función importante en la Municipalidad como representante de la Base Aérea”.